SESIÓN DEL PLENO Y CLAUSURA INSTALACIÓN, JURAMENTACIÓN... PUBLICIDAD PALACIO LEGISLATIVO
 

Participación Ciudadana

Sala del Tribunal de Lima
 Regresar a Visita a la Primera Planta   
detalle  

Como hemos visto, el Tribunal de la Inquisición de Lima fue creado por el Rey Felipe II en 1569 y no era sino una filial provincial del Consejo de la Suprema y General Inquisición española. La Inquisición de Lima entró en funciones en 1570, siendo Virrey del Perú Francisco de Toledo. Hay que reiterar que la gran mayoría de la población estaba constituida por indígenas, los cuales quedaron fuera de la esfera de acción del Tribunal conforme a lo dispuesto por los reyes de España.

El primer condenado al quemadero, acusado de luteranismo y complicidad con los piratas que asolaban las costas del virreinato, fue el francés Mateo Salado en el auto de fe del 15 de noviembre de 1573. Muchos de los procesados como luteranos en realidad eran corsarios y piratas. La mayoría de ellos terminó reconciliada.

Entre los casos de alumbrados destaca, sobre manera, el seguido al fraile dominico Francisco de la Cruz, quien había estudiado Teología en Toro y Valladolid, llegando a ser catedrático de la materia; además, se desempeñó como rector de la Universidad de San Marcos. Su doctrina, tal como la entendieron los inquisidores, no sólo era contraria a los dogmas católicos sino abiertamente subversiva: enfrentaba directamente al Rey Felipe II proponiendo, inclusive, el nombramiento de otro monarca para el virreinato e instigando a la población a alzarse contra el dominio de la metrópoli.

La unión de España y Portugal, conseguida por Felipe II en 1580, incrementó la penetración de judíos en América. El Tribunal limeño, desde el momento mismo en que se estableció, había actuado contra los judaizantes. Los primeros judaizantes condenados a la hoguera fueron Jorge Núñez, Francisco Rodríguez y Pedro de Contreras (17/dic/1595), quienes salieron en el respectivo auto de fe junto con otros penitenciados por la misma causa. Sin embargo, el punto central de la actividad contra los judeoportugueses fue el auto del 23 de enero de 1639. Este evento fue la consecuencia del descubrimiento del principal grupo de judaizantes de que se tenga conocimiento en toda la historia del Virreinato del Perú. Estos controlaban buena parte del comercio limeño y contaban con múltiples conexiones, inclusive más allá de la jurisdicción hispana. Hubo más de un centenar de procesados, de los cuales 11fueron condenados a la hoguera: Antonio de Vega, Antonio de Espinosa, Diego López de Fonseca, Francisco Maldonado da Silva, Juan Rodríguez da Silva, Juan de Azevedo, Luis de Lima, Manuel Bautista Pérez, Rodrigo Vaez Pereira, Sebastián Duarte y Tomé Cuaresma. Es conveniente señalar que, por entonces, se denunció la participación de la comunidad judía internacional y de Holanda en una conspiración para adueñarse de las colonias hispanoamericanas. Los miembros de la primera darían su apoyo a la segunda, a cambio de que esta les concediese libertad para realizar sus prácticas religiosas así como otros beneficios de carácter político, social y económico. Con dicho motivo se constituyó la Compañía Holandesa de las Indias Occidentales, financiada, en su mayoría, por judíos con quienes tenían tratos y contratos los judaizantes portugueses que controlaban una gran parte del comercio de Lima. Asimismo, existían rivalidades evidentes entre portugueses y españoles por la conquista de América, las cuales se incrementarían con la declaración de independencia realizada por Portugal

Tipología delictiva del Tribunal de la

Inquisición de Lima (1569-1820)

Delitos%
Bigamia 271 18.34
Proposiciones 198 13.40
Supersticiones 194 13.13
Judaizantes 185 12.52
Blasfemias 154 10.42
Solicitantes 101 6.83
Protestantes 77 5.21
Falsos celebrantes 53 3.58
Visionarios 29 1.96
Matrimonios religiosos 20 1.35
Otros delitos del clero 8 0.54
Varios 187 12.66
Total 1477 100.00

Enlaces directos


Email : infociudadana@congreso.gob.pe

WhatApps : 924990147











Sigamos en contacto



Síguenos en Facebook

 





Developed by VIS