Parlamento Andino

RETOS Y DEMOCRACIA

Rolando Sousa H.

Presidente del Parlamento Andino

 

Este año conmemoramos el 50 aniversario del Acuerdo de Cartagena, que da vida al proceso de integración, y 40 años del Tratado Constitutivo del Parlamento Andino. Esto nos recuerda que la Comunidad Andina y el Parlamento Andino comparten un vínculo más allá de lo orgánico; se trata de la integración y democracia. Empero, el futuro de la integración depende de ser capaces de mejorar las condiciones de desarrollo y bienestar de nuestros ciudadanos. Por ello, debemos estar a la vanguardia del debate político y la formulación de respuestas para afrontar los efectos tecnológicos, sociales y económicos, sin dejar lo que constituye el centro del debate actual en nuestros países: Corrupción, seguridad ciudadana y migración; problemática que alcanza niveles alarmantes. Según el Latinobarómetro, 1 de cada 2 ciudadanos apoyan la democracia, y en 7 de los 18 países la corrupción está en primer o segundo lugar como el problema más importante a resolver.

Lamentablemente, en algunos de nuestros países se aplica para combatir la corrupción, el peor de los remedios: una alianza perversa entre ciertos medios de prensa y el Poder Judicial. Pero no solo la corrupción es un grave problema, la inseguridad ocupa el segundo lugar en la percepción ciudadana como la mayor dificultad a resolver, la tasa de homicidios -y dentro de ellos el feminicidio- ha aumentado notablemente. La migración se ha vuelto masiva, especialmente en la Comunidad Andina. Así las cosas, es prioritario realizar un cambio estratégico en nuestros Planes de Gestión Institucional, situando estos temas en el centro del trabajo Parlamentario, adicionando el Control Político y Fiscalización.

Tenemos un compromiso con la democracia y la gobernabilidad, por ello propongo, formar alianzas con las entidades más cercanas a los ciudadanos, como los gobiernos regionales y locales, cuya autoridad emana también de la voluntad popular, contribuyendo así, a atender las demandas ciudadanas que parten del conocimiento de la problemática de las comunidades, aportando asimismo alternativas de solución tangibles, para impulsar su desarrollo. Para esto, se hace indispensable, la ejecución de un hermanamiento de las ciudades andinas, que permita el intercambio de experiencias exitosas en nuestros pueblos.

El objetivo fundamental del Acuerdo de Cartagena, es mejorar la calidad de vida de nuestros conciudadanos, a través de la cooperación mutua. ¡He allí el gran reto de la integración andina!


Developed by VIS