Area de Archivo del Congreso de la República

Inicio > Documentos y Alertas > Pieza Documental del Mes > Resolución Suprema Juan Ríos

Pieza Documental del Mes 

Resolución Legislativa que otorga el título de Alférez de la 1° Compañía de la Unión Cívica de la Ciudad de Lima al soldado Juan Ríos, quien defendió heroicamente la Convención Nacional el 4 de enero de 1834  


El 20 de diciembre de 1833, y tras haberse frustrado las elecciones presidenciales meses atrás, finalizaba el gobierno del Presidente de la República Agustín Gamarra, quien enviando nota a la Convención Nacional exigió se elija a quien le debía suceder. En sesión del mismo día la Convención Nacional conviene en elegir a un Presidente Provisorio que desempeñe el Poder Ejecutivo hasta que se realicen las elecciones conforme a la nueva Constitución por darse. Se elige, entonces, de entre tres candidatos, al General Luis José de Orbegoso, quien juramenta al siguiente día ante la Convención Nacional. 

A los pocos días de asumir el mando, Orbegoso es enterado de las confabulaciones golpistas de Agustín Gamarra y el General Pedro Bermúdez, quien fue su Ministro de Guerra y quien quedó en segundo lugar en la elección realizada por la Convención Nacional. El Presidente Provisorio se traslada el 3 de enero de 1834 al Puerto del Callao, instalando su Gobierno en la fortaleza del Real Felipe y disponiendo el relevo de los altos mandos del Ejército, copados por adherentes a Gamarra. Ese mismo día una Junta de Militares proclamó al General Bermúdez, Jefe Supremo Provisorio de la Nación, quien lo asume el 4 de enero de 1834,  mientras que a las 11 de la mañana, de dicho día, dos Compañías del Batallón Piquiza, al mando de los Tenientes N. Castañeda y Mariano Carmelino, asaltan el local de la Convención Nacional, con el objeto de detener a su Presidente Xavier de Luna Pizarro y a representantes opositores a Gamarra. Es defendido heroicamente por su centinela el soldado Juan Ríos, miembro de la Guardia Cívica, que es herido gravemente y reducidos violentamente sus compañeros de armas. 

El pretendido golpe de Estado fracasa gracias a la acción del pueblo limeño, que armando barricadas en las calles y enfrentándose a las fuerzas gamarristas liderada por Francisca Zubiaga “La Mariscala”, logran que estas se retirasen el 28 de enero de 1834 del Callao y de Lima, hacia el interior del País. El 29 de enero Orbegoso regresó a Lima, siendo ovacionado por el pueblo limeño. La guerra civil proseguiría aun en diversos frentes del País y culminaría con el llamado abrazo de Maquinhuayo, donde es finalmente reconocida la autoridad de Orbegoso.

La Convención Nacional reanuda sus sesiones el 3 de febrero de 1834, en el Callao, y en sesión del 6 de febrero el Representante por Lima Sr. José E. Jaramillo presenta la proposición respecto que al soldado Juan Ríos, que se hallaba de centinela en la Casa de Sesiones el 4 de enero, se le conceda el premio de treinta pesos mensuales, el empleo de Teniente del Cuerpo a que pertenece y una medalla con esta inscripción “Defendió su Puesto”. El 7 de febrero  la Convención Nacional, reunida ya en Lima, da lugar para la segunda lectura de la propuesta del Sr. Jaramillo. 

En sesión del 13 de febrero de 1834 se da cuenta de una exposición del Soldado Juan Ríos, sobre los sucesos del 4 de enero en la Casa de Sesiones. Posteriormente, es leída por tercera vez, la proposición del Sr. Jaramillo;  siendo admitida a debate y enviado a una Comisión Especial compuesta por los señores Representantes Francisco Javier Mariátegui, José Modesto Vega y Juan G. Hevia, junto con el memorial del Soldado Juan Ríos.

Es en la Sesión del 21 de febrero de 1834 que se debate el dictamen de la Comisión Especial, concebido en estos términos “Se diga al Ejecutivo, le expida el título de Aférez de su Cuerpo al Soldado Juan Ríos, con la paga de su clase; y expida las órdenes convenientes para que por cuenta del Estado se saque su retrato, que será colocado, en el Cuerpo de Guardia de esta Casa con una inscripción análoga”. Se pronunció en contra el Representante José Casimiro Torres y a favor los Representantes José E. Jaramillo, Francisco Javier Maríategui, Juan G. Hevia y José Freyre. Al darse por discutido fue aprobado por 52 votos a favor y 1 en contra.

Tiempo después, en el año de 1898 la Cámara de Diputados le erige  un busto al Soldado Juan Ríos, como expresión de recuerdo a su acción heroica y decidida. Actualmente se le puede observar ingresando al Hall de los Pasos Perdidos del Congreso de la República.

Primeras Mujeres Parlamentarias 1956-1962

Colecciones Documentales Fácticas


Developed by VIS