RESULTADOS DEL PROYECTO ARQUEOLÓGICO

 

Análisis Granulométrico

 

 

 

 

Vista de Muro 1

 

 

 

 

Limpieza y Consolidación de Pintura Mural

 

 

 

 

Proceso de

 

 

 

 

 

Vista de Pintura Mural antes del decapado (muro 4)

 

 

 

 

 

Restauración de revoque (muro 2)

 

 

 

 

 

Consolidación de revoque (muro 3)

 

 

 

 

 

Restauración de enlucido (muro 1)

 

 

 

 

 

Imagen de Azulejos Sevillanos pintados con la técnica en fresco. Convento de S. Francisco (S. XVI)

 

 

 

 

 

Vista de Azulejos Sevillanos, importados en la primera década del siglo XVII. Convento de S. Francisco

 

 

 

 

Durante los trabajos de remodelaciones internas efectuados en los ambientes 1 y 2 (correspondientes al área de sótanos de las salas Sala Basadre y de la Sala Belaunde) del sector noreste del actual edificio del Congreso, fueron hallados por personal obrero encargado de estas obras, algunas evidencias de carácter arquitectónico así como algunos restos óseos y culturales. Estas evidencia, mayormente presentes en el ambiente No. 1, motivaron la suspensión de los trabajos. En base a esta situación se constituyó en dicho lugar un equipo profesional de arqueólogos y conservadores con el fin de constatar y preservar dichas evidencias arqueológicas e históricas. Las evidencias culturales halladas mayormente estaban compuestas por restos de muros coloniales pertenecientes a la antigua Universidad de San Marcos (siglos XVI al XIX) y al Congreso de la República propio del siglo XIX y comienzos del XX.

El área presenta un innegable valor histórico, tratándose de evidencias arquitectónicas relacionadas con la Lima Colonial, especialmente aquella desarrollada entre los siglos XVI y XVIII. De acuerdo con las investigaciones de campo y referencias documentales, planimétricas y fotográficas, es posible afirmar de manera concluyente, que los restos arquitectónicos hallados corresponden a uno de los ambientes atribuidos al antiguo local de la Real Universidad de San Marcos. El antiguo local de la Real Universidad de San Marcos, presenta una larga cronología, pues su edificación en este lugar data desde 1576, prolongándose su utilización hasta inicios del siglo XIX, cuando deviene en sede de la Cámara de Diputados y del Congreso de la Republica. Este edificio es finalmente demolido alrededor de 1915, por lo que las evidencias arquitectónicas halladas constituyen un testimonio único, ligado a los orígenes de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y del actual Congreso de la Republica.

Las excavaciones arqueológicas y la conservación del sitio.-

El retiro del relleno 1, que cubría la mayor parte de las evidencias arquitectónicas coloniales, evidenció una serie de restos fragmentados correspondientes a la estructura original y que en el proceso de demolición de 1915 pasaron a formar parte del relleno estructural del actual edificio del Congreso.

Es evidente que estos restos corresponden a las antiguas estructuras que han sido derribadas y que luego han servido como material de relleno. Por los colores de los revoques, las técnicas aplicadas, así como un grupo de ladrillos de pequeñas dimensiones y fragmentos de adobes, es presumible que estos restos sean parte del área central del ambiente, o también de otras estructuras aledañas que se asociaban a este muro y que habrían sido derribadas completamente. Las excavaciones arqueológicas destinadas a la recuperación de información estratigráfica y contextual asociada con los muros coloniales, se diseñaron al interior del recinto donde no se presentaba ningún piso visible, al menos al mismo nivel del piso externo o piso del patio ya señalado anteriormente. En esta área se realizaron cinco cuadriculas de 2 x 1.50 mts. en promedio, que en conjunto definieron las características estratigráficas generales del área de estudio.

El proceso de conservación de la Pintura Mural se ha basado en las normas internacionales para la Conservación del Patrimonio Cultural. (Carta de Venecia). Se ha respetado la integridad, la originalidad , estabilizando de manera oportuna los procesos de degradación ocasionados por el relleno en donde se encontraba antes del proceso de Investigación, así como la humedad presente aun en el recinto.

El proceso de decapamiento ha sido una tarea meticulosa y especializada. donde los investigadores han podido rescatar la secuencia pictórica que comprende un poco mas de 300 años (Fines del S. XVI a comienzos del S. XX). La recuperación de documentos sugirió la aplicación de tratamientos de conservación durante los mismos momentos de la excavación.

Una de las principales tareas ha sido la estabilización de los muros (Ver Anexo 02), los cuales presentan una conformación peculiar en su estructura interna, ya que cuentan con elementos como ladrillos, adobes, argamasas de barro y morteros de calicanto, estos últimos preparados con huevos de aves guaneras.

El motivo principal del fresco consiste en un diseño tipo medallón; un blasón de cuerpo, rodeando un diseño floral que emerge de un circulo central, con cuatro apéndices de mayor tamaño en disposición de cruz, y ocho apéndices menores intercaladas en pares. Esta imagen forma un damero compartiendo como pareja un grupo de cuatro módulos cuadrangulares, típico del diseño mudéjar y presente en la mayoría de los artesonados del estilo colonial barroco.

Según Carlos Daniel Valcárcel, los colores distintivos que utilizaron las diversas facultades existentes en San Marcos eran, respectivamente: blanco para Teología; verde, para Cánones; rojo, para Leyes; amarillo, para Medicina, y azul para Artes. Es probable que de existir correspondencia entre esos colores distintivos y el blanco de base, hallado en los muros descubiertos, estaríamos ante una de las aulas de Teología. Los diseños representarían motivos correspondientes con los azulejos Sevillanos, empleados en las principales órdenes religiosas instaladas desde el siglo XVI en Lima. El salón de Penitencia del Convento de San Francisco, muestra que la arquitectura inicial estuvo adornada por reproducciones similares a las halladas en los muros de San Marcos.

La indudable imitación responde a la poca importación de estos, utilizando la mano de obra nativa para la realización de esta pintura, empleando la técnica del fresco, es decir, pintar con pigmentos minerales sobre una capa de cal aún húmeda, asegurando que en su secamiento se afirme el color. La relación existente entre la iconografía que rodea a la Imagen de la Virgen de la Antigua, patrona de San Marcos, con la encontrada en los muros, sustenta mas las idea de encontrarnos en un espacio de intensa actividad religiosa dentro de los claustros de la universidad. (Imagen de la virgen S. XVI. Convento de S. Francisco

 

Informe Técnico del Trabajo de Conservación de Campo de los Muros de la Pontificia Universidad de San Marcos

El presente informe comprende los trabajos de conservación de campo emprendida desde el 1 de Abril del 2,001 a la fecha. Además los estudios de técnica pictórica y análisis iconográfico de la pintura mural que aún se siguen desarrollando.

  1. Estado de conservación
  2. Análisis Granulométrico
  3. Estabilidad estructural de muro
  4. Metodología aplicada
  5. Investigación de Campo
  6. Acciones de intervención
  7. Análisis Iconográfico
  8. Informe final
  9. Bibliografía

 

1 Estado de conservación.

Empezados los trabajos de excavación del relleno alojado en el ambiente 1 (A1), se procedió a la intervención inmediata sobre los revoques y en la estructura principal del muro 1, generando una estabilización, capaz de continuar con la investigación arqueológica.

Estas intervenciones tuvieron las siguientes características:

1. .Análisis de componentes, habiendo los arqueólogos identificado la disposición de los ladrillos y adobes en el muro 1, se procedió al estudio de composición y estabilidad interna de las mismas mediante los siguientes exámenes:

a.Granulometría, identificando la cantidad de componentes utilizados (ver cuadro 1).

b.Salinidad, verificación de componentes salinos en cloratos nitratos o carbonatos(ver cuadro2).

2. Diagnostico de estructura, una vez reconocida la composición de los elementos constructivos, se procedió a la verificación del grado de estabilización, constatando la siguiente problemática de cada elemento

Base de columna.

Una coloración negra esta cubriendo la base constituida por piedra sillar, con una perforación en el punto medio de posible anclaje para columna. La coloración de la pintura que lo recubre es un marrón oscuro desgastado por la exposición.

Inestabilidad de patina superficial, se distingue aglomeramiento de barro producto de abandono. Partículas de la piedra constitutiva (sillar) viene desgastándose producto de la erosión a la que fue expuesta durante el tiempo que estuvo a la intemperie.

Revoque.

Al parecer el primer revoque del muro (lado sur) correspondería a un empañado ligero de pintura blanca (cal) la cuál estuvo expuesta por presentar una chorrera continua a la altura de la base de columna y por un desgastre3 de toda la pintura (descubierta a partir del desmoronamiento del revoque del enlucido sur).

El revoque esta compuesto por cal, con temperantes de menor magnitud a comparación de las usadas en los morteros de ladrillo y en el piso.

La ultima patina del revoque responde a un pulido llano donde se afirma la pintura.

Ladrillo

La forma y constitución del ladrillo, responde a los ladrillo que inicialmente se produjo en la colonia, desde que se punta hacia una arquitectura mas hispanizada, dejando de lado en cierta medida la técnica de adobes, recuperada mas tarde después del sismo del S XVII.

La argamasa de la estructura de ladrillos corresponde a un calicanto más rígido por estar constituido por temperantes en piedra molida grandes y con mayor cantidad de cal.

Adobe

El muro presenta una primera parte compuesta por adobes alineados en forma de "soga" y de "cabeza" lo cual produce una magnitud considerable, consiguiendo una gran estabilidad para la altura que alcanzaron los espacios. Dentro de los componentes de adobes , debemos señalar una peculiaridad en cuanto a las características de los temperantes utilizados en estructuras coloniales: la carencia de cantos rodados, y la utilización de cantidades altas de arcilla para su composición, así como una consistencia inalterable a pesar del tiempo de su manufactura.

 

2 Análisis Granulométrico

El análisis granulométrico practicado a las argamasas ha dado la siguiente información

Estos datos confirmaron la hipótesis que manejábamos sobre la buena consistencia de las argamasas, ya que en los momentos de la excavación los adobes presentaban una optima estabilidad, así como los morteros que en algunas zonas de los muros (excepto las atacadas por la humedad) han podido sobrevivir a las cargas aplicadas.

En el caso del calicanto, apreciamos una composición estándar, en comparación a las utilizadas en a otras arquitecturas religiosas y civiles del S XVI y XVII. Dentro del estudio se pudo comprobar el uso del Huevo como elemento plástico y aglutinante, reconociendo algunos fragmentos de las cáscaras.

Con respecto a la composición de los temperantes del adobe y las argamasas, se identifico la utilización de osamentas de animales, lo que estaría sugiriendo el uso de estos como elementos de consistencia intermolecular, capaz de generar amarres en las partes mínimas internas de los elementos. Tradición reconocida en la arquitectura colonial sudamericana y centroamericana.

Pintura Mural.
Muro 1
Lado Sur

Pintura superficial (rojo pompeyano) fuertemente erosionado, el cual debido a una pobre preparación del revoque viene generando pulvurencia del pigmento, de la misma forma sucede con las líneas siena oscuro y el fondo naranja que hay entre ellas.

El propio revoque se encuentra en una condición de inestabilidad en relación a su soporte poniendo en peligro la estabilidad de la pintura, debido al desgaste del calicanto con respecto al muro. Se puede apreciar que la inestabilidad a la que se alude, era notoria en los tiempos en que se pinto por ultima vez con el color rojo pompeyano, al encontrar en el lado izquierdo un resane sobre el revoque.

Lado Norte

Pintura superficial amarilla cubierta por papel mural, llano con estrellas en fondo blanco, presentes en pequeños puntos de l revoque. Al hacerse un análisis estratigráfico se llego a la capa inicial la cual muestra un preparado especial del revoque sobre la base de cal sobre calicanto, al cual ingresaron motivos en color bermellón, negro hueso, azul, colores y diseños típicos de los motivos mestizos coloniales. El estado de conservación es inestable considerando el tiempo que estuvo a la intemperie y que ocasiono el desgaste de parte importante de los diseños. decapado (Pintura S. XVII)Además, los fuertes impactos que ha recibido por el derrumbe de grandes bloques de adobe en el relleno, han dañado parte importante del muro.

Muro 2 y 3
(Parte interna)

Su coloración corresponde al, mismo amarillo hallado en el muro 1, pero constatando en el análisis estratigráfico más de 15 capas pictóricas, ubicando 3 con diseños en la técnica al fresco.

Su inestabilidad responde a que la parte media del muro sirvió como un "machimbrado" dando soporte a la carga de mezcla para la construcción de las actuales estructuras del palacio legislativo.

Muchos sectores de este lado interno presentan resanes en los revoques así como correcciones en la pintura aplicada.

La cabecera de los muros presentan deterioro por derrumbe de la parte superior, lo cual ha perjudicado la estabilidad de la parte superior del revoque, generando numerosos colapsos en partes del diseño pictórico.
Al igual que los demás muros, la erosión basal también ha generado colapsos en las parte bajas de los revoques, llevando consigo importantes trazos del diseño.

Muro 4
Lado sur

Presenta inestabilidad estructural en su extremo sur, donde aparentemente existió un acceso, los cual al momento de la construcción de las actuales bases, fue afectado por los trabajos, llevando consigo importantes partes de la pintura mural. Al igual que el resto de los muros, la pintura presenta pulvurencia y perdida por decoloración en partes importantes.

 

3 Estabilidad estructural de muro.

El muro debido a su altura no presenta una inestabilidad en equilibrio, mas si en lo que se refiere a sus elementos constitutivos. En el caso de los ladrillos pasteleros utilizados encontramos un desgaste en la superficie expuesta, acompañado por ya un inestable mortero de argamasa el cual ha perdido sus coeficientes de adhesividad entre sus componentes.

En el caso de la parte constituidos por adobe, vemos una inestabilidad en la argamasa que compromete el revoque. Esto debido a una fragmentación interna, dividiendo las uniones entre los bloques de adobe

 

4 Metodología aplicada

La metodología de intervención se basa en los principios internacionales de conservación plasmados en la Carta de Venecia , la Carta Internacional Para la Gestión del Patrimonio Arqueológico (ICOMOS 1990) y en los procedimientos de análisis tanto de institutos de investigación de conservación internacionales (ICCROM, GETTY. , Univ. De Torino – Italia.) así como de centros de estudios de la tierra y piedra ( Crac- Terre –Italia, UNI- Fac. de Ing Civil , PUC - Fac. de Ing. Civil).

Para el uso de la presente metodología consideramos a la conservación como las diversas medidas que se deben adoptar para salvaguardar y proteger los Bienes Culturales. Evitando las causas que motivan su deterioro por medio de un control del entorno o bien por tratamientos en la estructura interna alterada. La finalidad es lograr una estabilización material que permita legarnos para su estudio y por consiguiente el entendimiento de nuestro pasado. Los medios dispuestos para este fin no deben en ningún caso afectar a la naturaleza de los bienes, ni a los materiales que lo constituyen, ni a las significaciones que aportan.

La restauración se sustenta en estudios previos de investigación, análisis de patologías y diagnósticos de las alteraciones. Comprende las diversas actuaciones y/o técnicas aplicadas a una determinado objeto para devolverle la información posible de su estado físico, estético e histórico. Esto con la finalidad manifiesta de devolverlo a un conjunto unitario y a una estabilidad que ha perdido. Alguno de los tratamientos de restauración pueden llevar implícitos una modificación formal de la estética del objeto (cambios en la estructura, forma volumen, color) bien por la adición como es el caso de los tratamientos de reintegración; o bien por eliminación como consecuencia de lo tratamientos de limpieza. Esto se debe a:

1. El concebir la posibilidad de reintegrar partes importantes de las estructuras sin que se llegue alterar de forma contundente, la concepción arquitectónica del sitio, utilizando para ello magnitudes originales resultado de las investigaciones arqueológicas.

2. La dicotomía expresa entre los conceptos de : Restauración y Conservación.

Aunque los dos conceptos de Conservación y Restauración presentan diferencias formales marcadas respecto al enfoque de actuación, en el ámbito profesional son dos términos que en la mayoría de los casos se funden y se emplean indistintamente para referirse a las intervenciones activas sobre los bienes culturales.

En la actualidad, se ha buscado el término de Conservación Activa como globalizador de ambas concepciones, cuyo nexo de unión será cualquiera de las intervenciones que se puedan aplicar a un determinado material para facilitar su preservación. También se viene denominando como Conservación - restauración, haciendo hincapié en la interrelación de ambas áreas y a la estrecha relación de los tratamientos aplicados en cada campo. Los primeros estarán dirigidos hacia la búsqueda, comprensión y preservación a largo plazo de los materiales constitutivos del objeto, los segundos irán destinados a ponerlos en práctica.

En contraposición al término Conservación Activa, tendríamos el de Conservación Preventiva o Pasiva. Se fundamenta en el control de los factores ambientales (Humedad relativa, temperatura, luz, agentes contaminantes) y en la creación y/o modificación de microclimas específicos para cada grupo de materiales, sin que se desarrolle intervención directa sobre los bienes culturales.

La finalidad es evitar o retrasar la degradación de los objetos. Se basa en la intervención mínima sobre los materiales. Evitar toda intervención indiscriminada y elimina los riesgos de los tratamientos puntuales, como las limpiezas, que pueden ocasionar una perdida o transformación de la materia constituyente de los objetos.

 

5 Investigación de Campo

Se efectuaron exámenes, análisis y diagnósticos de los materiales constitutivos del objeto, para determinar la naturaleza, morfología, estructura, técnica constructiva, patologías etc., evaluando el grado de alteración y comprendiendo sus causas.

Se documentaron y registraron todas la intervenciones que se efectuaron. En los informes y fichas técnicas se anotaron todos los datos descriptivos de las estructuras, las condiciones en las que ha aparecido o se encontraba, el estado de conservación que posee, la propuesta de tratamiento a realizar con la justificación de su elección y de los objetivos a conseguir. Se ha dejado constancia de los tratamientos realizados, mencionando los productos, proporciones, medios y procesos empleados. Se recomienda las condiciones de conservación, vigilancia y mantenimiento. El presente informe técnico se completa, con la documentación gráfica obtenida en cada proceso: fotografías, dibujos, mapeos de patologías, videos, tec, consignados en las propias investigaciones arqueológicas. Toda la documentación constituye el historial del

sitio.

Se busco la máxima conservación con la mínima intervención, para ello se estableció la importancia de cada acción, valorándose la degradación que le pueda ocasionar. Se elaboró medidas alternativas, que tiendan a frenar y controlar los factores de alteración intrínsecos y extrínsecos de los materiales.

Toda intervención mantuvo la reversibilidad, es decir, todo lo que se ha hecho o puesto en los tratamientos, puede ser deshecho o eliminado por medios inofensivos, para devolverlo al estado anterior a la intervención. La reversibilidad se obliga, cuando la intervención ha ido destinada a devolverle la legibilidad, en su sentido estético o histórico y no era imprescindible para su conservación. La reversibilidad de los productos utilizados tendrá que ser duradera al paso del tiempo, pudiéndoles retirar después de transcurrido un periodo determinado. Si esta reversibilidad no puede ser asegurada completamente, al menos es necesario que no impida cualquier otra forma de intervención posterior. Cuando la reversibilidad sea imposible de conseguir y sea necesario intervenir para salvar el objeto de la destrucción, se primará la eficacia y la mayor duración del tratamiento. Se deberá reunir el máximo de garantías en cuanto a la durabilidad de la intervención efectuada y a la estabilidad de los productos aplicados.

Los materiales empleados fueron diferenciados de los elementos constitutivos de la estructura. Los materiales que van ir indisolublemente unidas a la estructura, como adhesivos, consolidantes, revestimientos, soportes, etc., son inalterables e inertes, conocidos y experimentados. Sabiendo con anterioridad el modo de envejecimiento, la apariencia final y su correcta aplicación.

Se desarrollaron análisis de suelos (composición, granulometría, sales contenidas, etc.) de muestras tomadas de los adobes, morteros y material de con fines de conocer su naturaleza, propiedades y condición para las posteriores acciones de conservación, así como para verificar los cambios de usos de los materiales a través del tiempo.

 

6. Acciones de intervención

Consolidaciones :

Consolidación de revoques del 40% de las zonas afectadas permitiendo la continuación de la investigación arqueológica.

Empleando la siguiente composición: (%).
Arcilla 50
Temperantes 40
PVA 10 /acetato de polivinilo

Con esta proporción se consiguió una adecuada estabilización de las secciones inestables adecuándolo a la forma y la capacidad de resistencia mejorada de la original.

Cabe señalar que en lado norte del muro 1, solo se llego a estabilizar de emergencia la parte media del revoque debido a que en el proceso de construcción del ambiente del lado este, operarios aplicaron fuertes golpes al revoque alterando nuevamente su estabilidad.

Consolidaciones de argamasas, consiguiendo la estabilidad de las partes medias y las cabeceras de los muros mediante la siguiente proporción (%)

Arcilla 60
Temperantes 35
PVA 5

La aplicación de estas nuevas mezclas fue en áreas muy poco humedecidas para no promover la emergencia de sales cloratadas.

Muchas de estas nuevas estabilizaciones aseguraron la estabilidad de los revoques superiores y por consiguiente de la pintura mural.

Consolidaciones de pintura mural.
Esta aplicación ha sido efectuada en partes mínimas ya que se prosiguen con la continuación del decapamiento de la primera capa de la pintura mural. (Paraloid B 72 al 3%)

Tratamiento de desalinización

Se procedió al retiro de cargas salitrosas (sales cloratadas) a partir de pulpas de papel ingresadas en las partes afectadas por la erosión basal, consiguiendo el equilibrio deseado.

El tratamiento de desalinización también aprovecho la apertura de cuadriculas aledañas a los muros, las cuales sirvieron como desviadores de las sales hacia otro punto de la unidad.

 

7 Análisis Iconográfico

El motivo principal del fresco consiste en un diseño tipo medallón; un blasón de cuerpo, rodeando un diseño floral que emerge de un circulo central, con cuatro apéndices de mayor tamaño en disposición de cruz, y ocho apéndices menores intercaladas en pares. Esta imagen forma un damero compartiendo como pareja un grupo de cuatro módulos cuadrangulares, típico del diseño mudéjar y presente en la mayoría de los artesonados del estilo colonial barroco.

Según Carlos Daniel Valcárcel, los colores distintivos que utilizaron las diversas facultades existentes en San Marcos eran, respectivamente: blanco para Teología; verde, para Cánones; rojo, para Leyes; amarillo, para Medicina, y azul para Artes.

Es probable que de existir correspondencia entre esos colores distintivos y el blanco de base, hallado en los muros descubiertos, estaríamos ante una de las aulas de Teología.

Los diseños representarían motivos correspondientes con los azulejos Sevillanos, empleados en las principales órdenes religiosas instaladas desde el siglo XVI en Lima.

Tal es el caso de la pintura mural hallada en el salón de Penitencia del Convento de San Francisco, donde se nota que la arquitectura inicial estuvo adornada por reproducciones similares a las halladas en los muros de San Marcos.

La indudable imitación responde a la poca importación de estos, utilizando la mano de obra nativa para la realización de esta pintura, empleando productos naturales y la técnica del fresco traído de occidente.