RESEÑA HISTORICA DE PIURA

La historia de Piura, con poblamiento humano, comienza probablemente unos 12,000 años antes del presente (A.P.).

Sobre la base de fuentes científicas se ha preparado la Ilustración N° 1 donde puede apreciarse la historia precolombina de Piura desde más o menos 10,000 años a.C. hasta la llegada, a este departamento, de los invasores hispanos en 1530.

La historia de Piura, probablemente, se inicia en una época bastante temprana; sin embargo, las investigaciones llevadas a cabo en la región nos dan evidencias de la presencia de una población en estado de sedentarismo.

Por los años 1960, Edward Lanning encuentra restos cerámicos y de alimentos, que corresponderían a la época denominada por John Rows como "cerámica inicial", localizada en la Península de Paita, en la ribera del río Chira, con una antigüedad que oscila entre los 1,500 y 1,000 años antes de Cristo.

Esta población estaría caracterizada por su producción alfarera con ausencia de elementos decorativos; técnica rudimentaria y simple; la cocción o quemado de su alfarería manifiesta una extrema falta de control, sus objetos aparecen sobrequemados en partes y faltas de cocción en otros.

Probablemente, como todos los grupos costeños de esa época, asentados a orillas de los ríos, practicaron la agricultura incipiente u horticultura, cultivando rudimentariamente la calabaza y tal vez el maní; pero con seguridad el algodón fue usado para hacer hilos y tejer redes de pesca.

Su dieta estuvo constituida por la fauna marina principalmente de mariscos u ostras.

Entre los años 300 a.C. y 300 d.C. surge la denominada cultura Vicus.

Por entonces el Perú sufrió un resquebrajamiento de la Unidad Cultural Panperuana, en que se había constituido.

De este resquebrajamiento surgen una serie de expresiones regionales que fueron tomando formas independientes y que se conoce como época de la "Emancipación Regional" o "Culturas Regionales", desarrollándose concretamente con Moche y Paracas, para mencionar sólo dos casos típicos.

Su carácter independiente se observa en el estilo alfarero que aparece cerca al poblado de Pabur, al que se conoce como Vicus y que tuvo varias fases de desarrollo, siendo las primeras de carácter autóctono y las últimas influenciadas marcadamente por estilos que se cultivaron en las áreas aledañas como Moche.

Algunos datos indican que Paita, lugar cercano a Piura, fue asiento de una vieja cultura conocida como los "Tallanes", definida principalmente por su singular arte y técnica de la orfebrería, la calidad de su arte alfarero y si arquitectura funeraria (Pirámide de Piura).

Según versiones recogidas por el cronista del Siglo XVI Miguel Cabello Balboa, cuando los españoles llegaron a la zona encontraron diversos grupos de habitantes que se encontraban en constante guerra, los mismos que habían emigrado de la sierra hacía mucho tiempo.

Posiblemente los "Tallanes" fueron uno de esos grupos que, en su época de mayor florecimiento, se extendieron por gran parte de la costa norte, llegando a Tumbes e incluso a la zona ecuatoriana y por el sur hasta Lambayeque, dejando sentir su influencia en Trujillo.

Parece que, en un momento determinado, se produjo una fusión cultural con el pueblo de Moche, desarrollado en la zona de Trujillo (300 años a.C. a 300 d.C.), donde aparecen los "Tallanes" como dominantes, quienes supuestamente influyeron en la desaparición de Moche que da lugar al surgimiento y desarrollo de una nueva cultura conocida como Chimú, mientras que en Piura los "Tallanes" siguen teniendo vigencia.

A la llegada de los españoles, los datos históricos adquieren mayor precisión.

Según el relato francés de la Conquista del Perú (1534), Pizarro y sus compañeros avanzaron hacia la zona actual de Piura llegando hasta el río que fue bautizado con el nombre de San Miguel, sometiendo a los nativos de la región y en cuya orilla había muchos pueblos y una casa grande, alta y hermosa, hecha de piedra a manera de fortaleza junto a la cual estaba la ciudad muy poblada y con abundantes víveres. Pedro Pizarro dice que Francisco Pizarro mandó dar garrote y quemar a 13 caciques del valle de la Chira y Tangarará, por supuesta conspiración.

Siguiendo a Oviedo, la lengua que hablaba esta gente era diferente a otras y se llamaba lengua de los Tallanes, a lo que Pedro Pizarro agrega que, cuando estaban en el pueblo de Poechos, llegó un indio tallano con una cesta de guabas como obsequio. Dice que: "éstos traían una túnica y un manto de algodón, con labores de lana, y que llevaban algunos rebozos alrededor de la cabeza".

En la relación del cronista Francisco de Zares se consigna que "San Miguel de Pira" fue fundado sobre el poblado indígena de Sangarara, donde los españoles hicieron la primera fundición de oro, indicando que la zona estuvo poblada por diversos grupos, al mando de un curaca como el de Almotaje (Amotape) o de la Chira y otros que Pizarro mandó matar para obligarlos a someterse, coincidiendo en señalar el hecho con la afirmación de Pedro Pizarro.

En Piura, Pizarro recibió información detallada sobre Atahualpa, sus ejércitos, el Cuzco, su distancia, sus templos, fortalezas, dioses y gobernantes, etc.

Poco después de la llegada de los españoles, políticamente Piura formó parte de la gobernación de Nueva Castilla, cedida por Isabel de Portugal a Francisco Pizarro, en virtud de la capitulación de Toledo, del 26 de Julio de 1529, por lo que el conquistador adquiere derecho sobre las tierras conquistadas, comprendidas entre Teninpula en la costa Ecuatorial y Chincha en la costa Peruana.

Terminados los años turbulentos de guerras entre conquistadores, de acuerdo a las leyes de Indias, Piura quedó enmarcado dentro de la jurisdicción de la Audiencia de Lima, creada por Real Cédula de 1542, al mismo tiempo que se creó el Virreinato.

En 1562, Piura se constituye en parte de la jurisdicción del nuevo Corregimiento de Trujillo.

En 1784 se implantó una nueva organización política que dividía al Virreinato en Intendencias y Partidos, asignándose a Piura la categoría de Partido, dependiente de la Intendencia de Trujillo.

Al dictar San Martín el Reglamento Provisional de Elecciones del 12 de Febrero de 1821, estableció un nuevo régimen político, para la parte del Perú que había sido liberada del gobierno virreinal, transformando las Intendencias en Departamentos y a los Partidos en Provincias, de manera que Piura se convierte en Provincia del Departamento de Trujillo, junto con los partidos de Cajamarca, Chachapoyas, Huamachuco y Pataz.

Hacia 1837, durante la formación de la Confederación Perú-Boliviana, por Decreto del General Santa Cruz, que gobernaba en ese entonces la Provincia de Piura, asumió la categoría de Gobierno Litoral o Provincia Litoral, independiente de Trujillo y dependiente directamente del gobierno central.

Por Ley del 30 de marzo de 1861, durante el gobierno de Don Ramón Castilla, Piura fue creado y constituido Departamento, asignándosele 3 provincias: Ayabaca, Piura y Paita.

De esta zona es oriundo Miguel Grau Seminario, comandante del "Huáscar", que participó en la guerra con Chile. En 1879 hundió a la "Esmeralda" comandada por el capitán de fragata Arturo Pratt. Pratt murió instantáneamente de un balazo en la frente. Grau le hizo llegar la espada del marino chileno a su viuda. Grau nació en Piura y murió en Angamos.