ORGANIZACIÓN Y FUNCIONES DEL CONGRESO DE LA REPÚBLICA Y PARTICIPACIÓN CIUDADANA

Ante todo quiero agradecer la posibilidad que me ha brindado el CAEN de poder estar esta mañana con ustedes.

Cuando hablé de la posibilidad de poder venir a este escenario, realmente sentí mucho entusiasmo; sobre todo tratándose de la calidad de las personas que están aquí, y aun más tratándose de la posibilidad de poder hablar sobre el Congreso de la República, quizás de un modo diferente, a que todos los días podemos ver en los diarios, la televisión o en otros medios informativos.

Antes quisiera establecer algunos criterios previos a mi presentación.

En principio, quería manifestar que como ustedes bien han notado en la lectura del resumen de mi currículum, no soy abogado, en tal sentido entonces los términos que pueda usar sobre la materia del derecho, pueda que no sean los más apropiados, pero sí quisiera guardar una cierta estructura jurídica para poder comprender cómo está organizado y cómo funciona el Congreso.

En principio, cuando hemos escuchado hablar del Congreso, y cuando nos imaginamos el Congreso, nos imaginamos generalmente una persona que está frente a un micrófono, disertando, hablando y exponiendo una serie de ideas.

Muchos somos y hemos sido críticos del funcionamiento de la institución del Congreso; y aquí vengo a decirles que yo también soy un crítico del funcionamiento del Congreso, y no un crítico de ahora, soy un crítico de siempre, por cuanto llevo ya dieciocho años trabajando en el Parlamento. Sin embargo, cuando yo llegué al Congreso y comencé analizar cómo funcionaba; yo ingresé por uno de los niveles más bajos a la institución del Congreso, ingresé como conserje al Congreso; y comencé a ver una perspectiva, una visión -yo tenía diecisiete años de edad cuando empecé a trabajar allí- y comencé en principio a criticar al Congreso; mis primeras palabras fueron de crítica de decir, ¿por qué estamos funcionando en los ochenta con estructuras jurídicas de los sesenta? Estabamos en 1980, había pasado el Congreso Constituyente de 1979, estábamos en el período del arquitecto Fernando Belaunde Terry, y comencé a revisar las normas, comencé a ver las cosas y me dije, ¿por qué en los ochenta trabajamos con normas del sesenta? Y dije bueno, el Congreso abrió sus puertas, el Congreso empezó a funcionar, pero el abrir las puertas en un Congreso no implicaba nada, si es que las normas que establecían como funcionaba un Congreso estaban veinte años atrasadas. Comenzábamos a ver funcionamiento de las cámaras, comenzábamos a analizar el comportamiento de las personas, comenzábamos a analizar todo lo que era la estructura y la súper estructura de lo que era el Parlamento, y nos dimos cuenta que teníamos un Congreso verdaderamente atrasado.

Luego pasaron consideraciones de corte político, que hicieron que las funciones del Congreso se suspendieran por nueve meses en el año 92. Sin embargo, al retomar nuevamente la consideración del funcionamiento del Congreso, entró -creo yo- una nueva etapa de análisis de esta institución; por cuanto comenzaron a hablarse de nuevos criterios para que esto funcionara, comenzaron hablarse de las gerencias, del mejor uso del tiempo; y así poco a poco entramos a una serie de reformas, todas ellas esbozadas y decididas siempre en un aspecto político.

Yo quisiera presentarles el temariopara más o menos ubicarlos de cómo es que vamos a desarrollar esta pequeña charla o esta pequeña conversación.

Hemos entrado ya en las consideraciones preliminares, luego veremos la parte de la estructura orgánica del Congreso, donde vamos a poder diferenciar, y entre lo que es la organización política del Congreso y lo que es la organización del servicio parlamentario o administrativo del Congreso.

Luego examinaremos mediante una forma matricial, cómo funcionamos ahora, qué pretendemos en el futuro por el Congreso, y luego entraremos a la parte de modernización y concluiremos con lo que es participación ciudadana.

¿Qué es el Congreso?

En principio, cuando analizamos el Congreso de una manera fría podemos ceñirnos a la Constitución y establecer que tiene básicamente tres funciones: (ver gráfico N° 1) La producción de leyes, la fiscalización, el control político y la representación. Bueno, la dación de leyes todos la conocemos; sea un Congreso unicameral o sea bicameral, de acuerdo al modelo en que se ha plasmado en la Carta Magna la dación de leyes existe, la sabemos.

gráfico N° 1

Cuando hablamos de fiscalización y control político, no estamos haciendo otra cosa sino que hablar del Congreso como un ente contralor de las actividades políticas del Poder Ejecutivo.

Y cuando hablamos de representación pues estamos hablando que el congresista representa a una masa electoral. Y esta es una parte importante, quizás no la más tomada en cuenta cuando analizamos el Congreso, es que las personas que están ahí por cinco años denominados congresistas representan a personas.

Estructura Orgánica.

gráfico N° 2

Bien, aquí es convenienteanalizar estrictamente cada uno de los cuadros que vemos en el gráfico (ver gráfico N° 2) existen dos tipos de organización en el Congreso: lo político y lo administrativo. Como ven, en la parte de la estructura orgánica del Congreso mi función está como primer órgano, órgano principal del aparato administrativo del Congreso; yo no soy un político, y eso debemos entenderlo, yo no represento ni a la mayoría ni a la minoría, soy un funcionario de carrera que fui electo por un Consejo Directivo, que es donde están representados todos los grupos parlamentarios.

Y voy a detenerme en esta parte, y quizás vaya yo a establecer una serie de mecanismos en los cuales combine consideraciones de modernización, con consideraciones de carácter administrativo u orgánico como en este caso, para que puedan ustedes visualizar cómo el Congreso ha ido cambiando. Y cuando hablo de cambio no estoy hablando desde una perspectiva de carácter político, simplemente voy a decirles que yo he visto a lo largo de dieciocho años.

Bien, todos conocemos el plenario ¿no?, el plenario donde las personas se reúnen y toman decisiones. Y debemos entender el plenario y debemos entender todo el proceso en una constante toma de decisiones. Somos partícipes de una serie de críticas ¿no?, cuando se dice el Congreso unicameral, el Congreso bicameral, cuál funciona mejor, que los derechos, que las garantías de las personas, que las garantías y derechos de los congresistas, que la posibilidad de las personas puedan hablar. Esos son modelos, no vamos aquí a analizar los modelos, no vamos a entrar a lo que es mejor; si un Congreso que tiene una sola cámara o un Congreso que tiene dos cámaras, no nos interesa en este momento decidir qué sistema o qué modelo es mejor para el Congreso o para el país; pero sí vamos a decir que el Pleno es la reunión de los congresistas que son ciento veinte; está diseñado para tomar decisiones.

Hace años, cuando ustedes veían la televisión o evaluaban el Congreso desde una perspectiva de la opinión de una empresa periodística, porque -ojo- no evaluamos el Congreso de una manera directa; generalmente evaluamos la institución del Congreso, y creo yo todas las instituciones desde una perspectiva de opinión de una empresa periodística; y cuando analicemos el sistema de prensa que hemos desarrollado quizás vayamos a encontrar un poco mayor de claridad en cuanto a la apreciación que acabo de hacer.

Sin embargo, el Pleno del Congreso, que ustedes ven ahí, tiene a su lado comisiones que no son otra cosa que las comisiones de estudio. Congresistas pueden pertenecer a comisiones a no más de tres de acuerdo a su especialidad, en su formación académica , o por afinidad o interés personal; tenemos parlametarios que no tienen ningún grado académico, pero que están en las comisiones; porque la Constitución en ese sentido no distingue ¿no?. O sea, la Constitución le pide al ciudadano para poder ser congresista es simplemente saber leer, escribir y tener derecho a voto, nada más, el resto no lo exige; así que ahí hay un riesgo que podíamos correr en el futuro, dependiendo de qué tipo de congresista escogiéramos.

Sin embargo, estas comisiones que son 26 ahora, y que están en el Reglamento, básicamente lo que hacen es estudiar preliminarmente la iniciativa del parlamentario, para poder luego enviarla luego al plenario; pero siempre y cuando esta comisión haya dado una opinión favorable al proyecto de ley.

Antiguamente, todos los proyectos que iban a una comisión y que tenían una opinión sea favorable o no iban al plenario, y teníamos un plenario de tres días, duraba tres días en la semana un plenario, y teníamos una serie de proyectos con opiniones favorables y negativas que estaban haciendo cola para poder ser discutido, muchas veces nunca se discutía.

Luego, tenemos el Consejo Directivo en el cual están representados los grupos parlamentarios; y para ser un grupo parlamentario es necesario que se agrupen seis congresistas. ¿Y cuál es la ventaja de estar en un grupo de a seis? En principio, tener asiento en el órgano de decisión política; todas las semanas se reúne el Consejo Directivo a tomar decisiones políticas sobre el funcionamiento del Congreso, ahí se aprueba la agenda ahí establecen las prioridades aobre los proyectos que se van a discutir, ahí se establecen las reglas del debate. Entonces, es una especie de órgano previo a la reunión del Pleno, donde más o menos se puede conocer cuál va a ser la tendencia del plenario que podríamos tener el día jueves.

En consecuencia, este Consejo Directivo está conformado por los representantes de los grupo parlamentarios. Tenemos la Mesa Directiva que es el órgano administrativo, que está constituido por el Presidente y los vicepresidentes; ellos se encargan del funcionamiento administrativo del Congreso. Por ejemplo, hoy después de estar con ustedes tengo reunión de Mesa Directiva, la Mesa se reúne, yo soy secretario dela Mesa, y voy a estar con ellos tomando nota de las decisiones que puedan tomar sobre la marcha administrativa del Congreso; mañana martes tenemos Consejo Directivo; el día miércoles no hay reunión de los organismos excepto las comisiones, y el jueves tenemos un plenario y básicamente ésa es la semana de trabajo del Congreso, que a propósito esta agenda de trabajo semanal ya es publicada en los medios de información y lo tocaremos más adelante en esta charla.

Luego tenemos a la Presidencia, que es el representante del Congreso. En el Presidente recae la representación del Congreso. Básicamente esos son los órganos políticos, los que toman decisiones políticas.

Hasta hace unos años los órganos políticos estaban dentro del aspecto administrativo; teníamos un presidente, teníamos dos secretarios, cada uno de los secretarios se encargaba del manejo del personal, ahora ya no es así; teníamos un congresista tesorero, un parlamentario que firmaba cheques; teníamos un parlamentario Pro Tesorero; teniamos un Secretario Pro Secretario Bibliotecario. Y así teniamos el aparato político metido dentro de la Administración; sin embargo ahora ya no es así; ya los políticos se dedican a hacer política, y los administrativos nos dedicamos a administrar el Congreso.

A estructura anterior, vamos a ver que hay una línea de mando ¿no? Es lo que sucede en el Poder Ejecutivo a mi entender. Por ejemplo, si un empleado se para en la puerta de un ministerio desde las ocho de la mañana, podrán pasar tres años, y ese empleado no ve pasar por la puerta del ministerio al ministro; si un empleado se para en la puerta del Congreso a la ocho de la mañana, a las nueve de la mañana ya habrá conversado con cuatro o cinco parlamentarios. ¿Qué quiere decir esto?, no quiere decir otra cosa que en una estructura de carácter vertical las órdenes y las decisiones se imparten de arriba hacia abajo. Es lo que pasa en un ministerio, no está el ministro, hay viceministro, secretarios generales, directores generales, luego viene la plana menor.

Sin embargo, en un Congreso no trabajamos de esa manera, por eso es que se hace mucho más difícil quizás el trabajo, porque nuestro trabajo y funcionamiento básicamente es de carácter horizontal, es decir los órganos políticos que están en la parte superior interactúan con los órganos administrativos que están al lado derecho del gráfico. Es decir, en cualquier momento las comisiones o el Consejo Directivo, el Plenario, la Mesa o los Congresistas pueden acceder a pedir información y pedir trabajo al mismo tiempo, tanto al Oficial Mayor como al Director General Parlamentario, como a la Gerencia General del Congreso. Hay una interacción, hay una relación constante, hay intercambio constante.

Allí no se espera pedirle al Oficial Mayor para solicitarle un servicio que tiene que hacerlo un órgano inferior. No es así, cualquier parlamentario; es más, cualquier persona; es más, cualquier periodista puede acceder indistintamente a los órganos administrativos o viceversa, a los órganos políticos para solicitar algún tipo de información. Entonces, no es necesaria una orden desde arriba para poder tener información, simplemente el parlamentario asiste, van a la oficina o él o su asistente y automáticamente obtiene la información.

¿Eso qué es? El análisis matricial que estamos viendo( ver gráfico N° 3) está ligado estrictamente a lo que son objetivos y metas. O sea, por primera vez en este año, con la presidencia del ingeniero Víctor Joy Way este Congreso se está estableciendo objetivos claros, ya la institución del Congreso no hablamos de la parte política, no hablamos de un objetivo político, hablamos de un objetivo de la administración, ya los tiene. Otrora no existía y nosotros nos hemos establecido metas para poder llegar a estos objetivos.

Estamos hablando de planificación estratégica, estamos viendo el Congreso bajo una nueva visión. Es decir, ya no hablamos de un Congreso quizás que nos podría -a veces- sonar un poco a desorden. Estamos viendo que tenemos una perspectiva clara, estamos viendo un horizonte claro y objetivos concretos. Y, ojo, todos los objetivos deben ser cuantificables; no hay objetivos, como me decía el presidente: "Pepe, yo no quiero objetivos de veto", objetivos que no puedan ser cuantificables.

Yo sé que es difícil para poder comprender la labor de un Parlamento establecer criterios palpables. Un Congreso no da cosas que se puedan tocar, que se puedan palpar, que se puedan coger; básicamente lo que el Congreso da son cosas que no podemos cuantificar. Una ley es difícil cuantificarla, el comportamiento de una persona que es Congresista también es difícil, todos son opiniones y consiguientemente por eso es que ahora nos hemos propuesto que el Congreso tenga objetivos y metas concretas.

Proceso de Modernización.

gráfico N° 4

Bueno, ya sabemos más o menos cómo es que funciona la organización del Congreso y ahora vamos a hablar de lo que es la modernización.

Cuando yo criticaba desde esta perspectiva al Congreso yo decía lo siguiente: todos los días analizo los medios de prensa que existe presión de la sociedad ante un ente político. La sociedad, sea por los órganos de prensa, sea por los mítines, sea por las movilizaciones demanda productos al ente político, demanda cosas al Congreso.

Pero, dentro del Congreso también existen presiones, es decir la sociedad presiona sobre el aparato político y el aparato político a su vez está dividido en dos hablando del Congreso, es decir el aparato político del Congreso y el aparato administrativo también son presionados indirectamente por la sociedad. O sea, estamos hablando de la presión de la sociedad que presionan a los políticos y los políticos presionan a la administración para que dé un producto; o sea que estamos hablando de tres tipos de velocidad si analizamos el comportamiento del Congreso, en mi entender.

Entonces, ¿qué sucede si la presión social, que va a una velocidad, no está acompañada de la misma velocidad en la toma de decisiones de los políticos? hay un fracaso en mi entender. Es decir, si la sociedad presiona para la dación de una norma y los congresistas no toman la decisión a la misma velocidad con que la norma es solicitada, pues el Congreso fracasó, el Congreso no actuó acorde con la necesidad que la sociedad lo solicitaba.

Entonces, estoy refiriéndome estrictamente y vamos a entrar un poquito a analizar lo que fue el mensaje político para el año 1992. Todos recuerdan ¿no? todos recordamos que es hablar de un Congreso demasiado lento, un Congreso pesado, un Congreso que no iba a la necesidad de la sociedad.

Pues bien, entonces ¿qué tuvo que hacer el Congreso o qué tiene que hacer el Congreso? El Congreso empieza a modernizarse, pero no empieza solamente a modernizarse con lo que son computadoras, cañones multimedia o computadoras personales, sino empieza el cambio modernizador en la mentalidad y el parlamentario toma conciencia de eso y dice "debemos modernizarnos, pero modernicemos primero nuestras mentes"; porque -ojo- para que exista cualquier cambio, por pequeño que sea, o sea en el Congreso o en cualquier entidad, lo primero que tiene que haber es una toma de decisión política. Si los políticos, los que gobiernan, los que están arriba, los que toman decisiones no se ponen de acuerdo, no tienen voluntad, no existiría cualquier cambio, ningún cambio.

En consecuencia, la primera modernización fue por el lado de los políticos y los políticos dijeron: "¿Vamos a modernizarnos? sí, vamos a modernizarnos". Pero ¿qué modernizamos en el Congreso? ¿es suficiente modernizar con todo lo que es tecnología? Ellos dijeron: "No, vamos a modernizar primero nuestro funcionamiento como políticos, vamos a modernizar primero lo que es cómo hacemos una mejor y más ágil toma de decisión política".

Entonces, si ustedes recuerdan al principio de lo que he estado, al presentarme esta mañana, yo les decía de que entré al Congreso en el 80 y encontré estructuras jurídicas del 60. Entonces, el Congreso lo que hizo ahora desde el año 93 fue establecer nuevos criterios en la toma de decisión política. Es decir, si el Plenario antes se reunía tres veces a la semana, se reúne una vez; si en el Plenario se hablaba sin límite de tiempo, pues ahora hay límite de tiempo; si en el Plenario podían ir todos los dictámenes, sean favorables o negativos a la discusión, pues ahora sólo van los dictámenes que tienen informes positivos; si antes un proyecto de ley no tenía un estudio costo-beneficio. Podía suceder que,  veces había un parlamentario leyendo el diario El Comercio y se le ocurría y decía "voy a presentar un proyecto de ley sobre esto que acaba se salir en el periódico", pues ahora se trata de que esto no suceda. Entonces los proyectos de ley tienen un estudio de costo-beneficio.

Entonces hablamos ya de una distribución del trabajo, estamos hablando de que el Congreso no solamente era el Plenario donde ustedes recuerdan una imagen objetiva y encuentran a una persona hablando y disertando, muchas veces gritando. ¿Entonces cuál era el objetivo? que el Congreso en su conjunto tome decisiones, que el Congreso por el Plenario que le corresponde, por las comisiones que le corresponden, lo que es el Consejo Ejecutivo lo que le corresponde y lo que es la Mesa Directiva, todos tomaban decisiones; porque en cada uno de esos órganos están representados todos los grupos parlamentarios guardando la proporcionalidad. Entonces no había que esperar a un Plenario reunido para que tomen una decisión, porque si la voluntad del político, que está también presente en la comisión, ya decidía de que una iniciativa no debe continuar al trámite siguiente, pues el proyecto se archiva.

Entonces, de esa manera empezó el Congreso a modernizar su toma de decisiones políticas; porque lo principal era estar a la velocidad con que la sociedad lo solicitaba, ese era el objetivo.

Por ejemplo, en el 80 no existía un Consejo Ejecutivo, un Consejo Directivo -a lámina sobre la estructura política, por favor-, no existía. Los congresistas iban a su oficina, eran convocados al Plenario y en el Plenario se enteraban de una agenda, por ejemplo. Nadie tenía acceso a los proyectos de ley que se iban a discutir, hoy hay que distribuirlos necesariamente 24 horas antes; nadie podía conocer qué temas se iban a tratar en el Plenario porque no existía un órgano de coordinación política que ahora sí existe.

Entonces, de los 80 a la fecha vemos una gran evolución en lo que es la forma en que los políticos toman decisiones.

Muchos dirán, "bueno no estamos a favor de eso, no estamos a favor de que haya un límite de tiempo, no estamos a favor de que las comisiones puedan decidir", porque el concepto era: los 120 están por encima de 8, 10 ó 12 personas que están en una comisión. Pero también hay otra verdad, que en los 120 tiene que haber una distribución política, entonces las comisiones era el fiel reflejo de la distribución política del Plenario, Entonces no había la necesidad de estar reunidos 120 si el criterio político era tomado previamente.

Y esa es la diferencia del concepto de grupo parlamentario de lo que es el comportamiento individual de una persona y esto es parte también de la teoría de la institución parlamentaria: no al comportamiento individual, sí al comportamiento grupal. Esa es la tendencia de los actuales parlamentos en el mundo, romper la individualidad y establecer los criterios por grupos parlamentarios que coinciden en una opinión o una integración de carácter político.

Muy bien, continuemos por favor.

Entonces, hemos visto de que existe una modernización en la toma de decisiones políticas, ahora la pregunta es ¿y qué interesa la administración? Si lo importante del político es hacer política, si lo importante del político es que esta persona sepa llevar adelante lo que fue su oferta política, ¿qué importancia tiene la administración?

Entonces yo les respondo lo siguiente: si en un principio hablamos de lo que es la velocidad de la sociedad que recae con una presión sobre el político, el político también presiona sobre la administración. Cuando nosotros vemos el diario oficial El Peruano, por ejemplo, y vemos una ley, esa ley es poner en blanco y negro por parte de los administrativos lo que fue la decisión política; ¿por qué? porque si vamos un poquito más allá de lo que debe ser el funcionamiento de un ente político -y yo soy economista- podríamos hablar de lo que es un mercado político.

Es decir, la persona oferta leyes y demanda votos, es así. Cuando, ahora por ejemplo en la campaña municipal, ¿qué hace el candidato a alcalde? promete, oferta, ¿y qué pide a cambio de su oferta? pues a cambio de su oferta pide un voto. Consiguientemente, cuando hablamos de administración del Parlamento estamos hablando también de parte de un mercado político y hablamos del capital humano, hablamos de la posibilidad en que las personas no sean vistas simplemente como un trabajador, sino hablamos de la posibilidad de que las personas sean vistas como el principal capital de cualquier institución o empresa; porque somos las personas quienes hacemos las instituciones, no es la institución por ser la institución, porque las instituciones están compuestas por personas y las personas sentimos, las personas tenemos sentimientos, las personas amamos, las personas dormimos, las personas nos alimentamos, las personas nos educamos. Entonces, por encima de un criterio estrictamente frío de evaluación de la persona hablamos pues de lo que es el capital humano en una institución.

Y ello tiene que ver mucho también con el concepto de gerencia, con el concepto de saber tomar una decisión.

Porque hay una evolución en el comportamiento en el campo administrativo en el Congreso, como hablábamos de los cuarenta o de los cincuenta, y encontrábamos; yo, por ejemplo, ustedes van a ir, ojalá nos puedan acompañar un día, serán bienvenidos en el Congreso, y ven los cuadros. O sea, ven los Miró Quesada, una serie de apellidos importantes de nuestra historia, y yo comenzaba a ver la estructura de la plantilla de trabajadores del Congreso, encontraba el reflejo del político en la administración. Entonces era difícil que entre dos personas de la misma clase, entrecomillas; estamos hablando de hace 40 años, 50 años. Eso era natural. Era imposible establecer un criterio, repetimos, crítico.

Porque el concepto de administrador estaba ligado estrictamente a la persona, como era el político quien firmaba un cheque y como era el político quien decidía qué personas entraban o qué personas ingresaban a la planilla del Congreso. Entonces hablando de un criterio administrativo, sí, pero a nivel político. Entonces cuando hablamos ya de un Oficial Mayor, ahora, que yo represento a los empleados del Congreso, estamos hablando no solamente de la persona que hizo carrera en el Congreso, sino que además tiene la oportunidad de opinar, dentro del Congreso. Es decir, establecer criterios de carácter, no solamente administrativo, sino criterios, además, de carácter de política institucional. Porque además de poder ser un funcionario del Congreso, también tengo que ser un asesor político. Y eso es muy importante, y eso tiene que ver mucho con los científicos de la política que son los politólogos.

Imagínense ustedes esas carretas del antiguo oeste, donde ve a la persona que está cabalgando y mira hacia al frente, y si tiene que doblar a la izquierda o a la derecha, y mira simplemente el camino. Imagínense ustedes que, sobre esa carreta siempre hay un vigía, siempre hay una persona que va viendo por dónde es que va a conducir o va a estar conduciéndose la carreta.

Esa persona que está arriba, es el asesor, que no solamente está para alcanzar un papel a una persona, sino que, además, va evaluando las tomas de decisiones políticas. Porque, ojo, cuando hablamos de personas, y nunca hay que dejar de vista a la persona. Estamos hablando de que cómo es que impacta una decisión dentro del aspecto social. Imaginémonos una gran mesa de billar, donde una persona tira una bola que automáticamente hay un efecto hacia otras bolas.

Bien, el asesor político, que también es mi trabajo en la institución del Congreso, tiene que estar viendo cuál va ser el impacto de esas bolas respecto a una decisión. Tenemos que empezar ya a cuantificar y establecer los criterios, si se quiere, futuristas, de cómo va a impactar una decisión en el aspecto social, y ese también es mi trabajo. Porque no solamente es cuestión de hacer que la persona que toma la decisión, que es el político, pues la haga. Sino que mi función también está ligada a decirle, señor, esta decisión le va a usted a comprometer estos efectos en el aspecto a). Luego podría tener otros efectos en el aspecto b), en el c), y así sucesivamente.

Porque el administrador del Congreso, hablamos ya de la administración parlamentaria, y entendemos que la administración de un Congreso debe también llevar consigo a una evolución del campo gerencial. Está sujeta a que no solamente el parlamentario tome una decisión, sino que también tenemos que tomar en cuenta a los actores del Congreso. Es decir, que en el Congreso no solamente existen actores, que son los congresistas como protagonistas. En el Congreso también existen otras personas las cuales tenemos que tomar en cuenta. Es decir, que cuando nosotros evaluamos el Congreso, estamos tomando en cuenta al congresista, al funcionario, al ciudadano, al periodista y a la seguridad. Es decir, que la toma decisión tiene que ver en qué medida afecta a estos actores en el teatro.

Cuando ustedes prenden el Canal 6 y ven el Congreso ¿qué ven? No solamente vemos al congresista, vemos a los empleados, vemos en la galería de prensa a los periodistas, vemos en la siguiente galería a los ciudadanos y vemos también en ese escenario a nuestra seguridad.

O sea que estamos hablando de cinco actores del Congreso, no solamente el congresista. Entonces, cualquier criterio administrativo, también puede tener un criterio político. También puede terminar en el plenario con una gran discusión política, porque un acto administrativo tiene un efecto, y ese efecto está ligado a los cuatro actores, además del congresista dentro del Parlamento.

Entonces, el administrador del Congreso, los administrativos del Congreso, no solamente tenemos que hacer la función fría de la administración, de lo que es administrar el recurso presupuestal, los recursos humanos, los recursos tecnológicos, también tenemos que tomar en cuenta cuál va a ser el impacto de una decisión administrativa en el campo político ligado estrictamente a estos actores que acabo de describir.

Objetivos y Procesos de Modernización.

En consecuencia, para qué dispongo ver mis datos, primero, para consolidar su presencia de legitimidad ante la sociedad. Siempre hablamos de un Congreso cerrado. Cuando evaluábamos el Congreso decíamos, qué pasará allí adentro, y siempre existían elucubraciones. Nunca conocíamos cómo trabajaban los congresistas, qué productos habían en el Congreso, si este Congreso se preocupaba por la sociedad. Entonces tenemos un Parlamento pero no teníamos un Parlamento legítimo con la sociedad. Es decir, con una aceptación de la sociedad. De aquí debemos entrar a otro campo, que es muy importante.

gráfico N° 5

Generalmente nosotros, y hablo, cuando digo nosotros, estoy hablando como ciudadano. Generalmente nosotros evaluamos al congresista pero lo confundimos con el Congreso, es decir, cuando la prensa, por ejemplo, evalúa el Congreso, dice: "El Congreso rechazó tal ley". "El Congreso no aprobó tal moción." Ojo, eso está mal, está mal. Porque, no es el Congreso quien rechazó la ley, fue el congresista de la mayoría o los congresistas de la oposición que no se pusieron de acuerdo para sacar una ley. Y, ¿por qué esta disquisición? Porque si hablamos que el Congreso no aprobó tal ley, automáticamente esa frase "el Congreso no aprobó" está alimentando el inconsciente colectivo de la sociedad.

Entonces, automáticamente el individuo, la persona, comienza a asumir sobre la institución del Congreso una opinión negativa, y no es que el Congreso como institución, esté mal o esté bien, sino son las personas que están en el grupo mayoritario o minoritario que tuvieron tal o cual conducta política. Y a eso me refiero cuando decimos, tenemos que consolidar nuestra presencia y legitimidad, porque las personas, todos los ciudadanos, sin distinción, deben tener acceso a mecanismos de evaluación del comportamiento de sus políticos que le ofertaron alguna vez una ley o le prometieron una ley para obtener un voto. Porque no dejemos de lado que estamos en un mercado político, un mercado económico, los consumidores evalúan su producto. Y en este caso haciendo una analogía, los consumidores evalúan al congresista.

Segundo para mejorar la capacidad técnica del Congreso para en el cumplimiento de sus funciones. Eso también queríamos. Porque, fíjense. Cuando el Congreso no funcionó a partir del año 68 hasta el año 80 ó 78 que empezó la Constituyente, yo me imaginé que el Congreso se mantuvo como una fotografía, mientras que todo el sector Público avanzó. Mientras que todo el mundo avanzó, el Congreso se mantuvo congelado. Entonces era necesario establecer nuevos criterios técnicos a nivel de políticas internas que a nivel tecnológico que nos permita recuperar el tiempo en el cual no había funcionario el Congreso.

Por eso que no solamente era importante abrir la puerta del Congreso, en el 78, para la Asamblea Constituyente, sino también entrar en un proceso de modernización y eso es lo que queríamos hacer. Tercero para aumentar la eficiencia administrativa ¿Qué significa esto? Por ejemplo, en el año 92, el Congreso tenía 4 mil empleados, hoy, el Congreso tiene 207 empleados permanentes y 200 contratados.

El Congreso en el 92, tenía un presupuesto de 97 millones de dólares anuales. En la actualidad bordea los 65, 66 millones. Entonces no solamente era importante reducirnos en número sino ser más eficientes. Entonces si la sociedad presiona sobre la ley y los políticos toman la decisión de sacar la ley, en 30 minutos, la administración debe ser lo suficientemente eficiente para que esa ley se publique en el Diario Oficial "El Peruano" al día siguiente. O sea, estamos hablando de tres ámbitos: sociedad, políticos, políticos-administración, administración, producto. Así vemos el Congreso ahora.

Y, ¿en qué hemos trabajado? En lo que es tecnología de información, recursos humanos, transparencia institucional y participación ciudadana.

Bien, en tecnología de información, tenemos fibra óptica. Los edificios están interconectados. Tenemos todo lo que es Internet, y es más, por la evolución tecnológica que tenemos actualmente, el Congreso del Perú ha sido designado como Secretaría Técnica en Informática del Parlamento Latinoamericano. Nosotros brindamos asesoría en informática a toda América Latina, y estamos desarrollando cursos de entrenamiento para otros parlamentos.

O sea, hemos recibido funcionarios de Costarrica, ya hemos recibido funcionarios y parlamentarios de Nicaragua, ya hemos tenido, a principios de este año, me parece, si mal no recuerdo, un programa de capacitación para todas las damas de funcionarios de los parlamentos de América Latina. Han llegado con nosotros 40 ó 50 funcionarios a capacitarse en el Parlamento peruano, y eso es producto de la modernización.

Hemos también, modernizado los recursos humanos y desarrollo organizacional. Es difícil, por ejemplo, encontrar alguna institución pública con una organización matricial, no existe en la actualidad, hasta donde yo conozco.

Luego, entramos al tema de la transparencia institucional, y más adelante vamos a ver los detalles, y por último, lo que es la participación ciudadana.

Cómo el Congreso, para dejar de ser un ente oscuro, para dejar de ser una institución donde no se sabía qué se hacía, ha entrado, francamente, a lo que es un gran objetivo, que es que la gente pueda participar de la toma de decisiones en el Congreso.

Tecnología de la Información. Objetivos:

gráfico N° 6

Queremos un Parlamento moderno. Creo que lo estamos logrando. Ojo, no confundamos parlamentario con Parlamento.

Actualmente nos estamos preocupando, y hablo como parte del Congreso, y sobre todo, los que toman decisiones, que yo no tomo decisiones, estamos apuntando a que la institución del Congreso como tal, sin importarnos si existen mayorías o minorías, tengan todos los elementos necesarios para ser un parlamento moderno.

Y esto es importante, cuando empezó el proceso de modernización se creó un comité, y este comité estaba constituido tanto por personas de la mayoría como también por personas de la minoría, empleados y dos ciudadanos, catedráticos universitarios. De tal manera, que las decisiones sobre el tema de la modernización no estuvieron ligadas a ningún interés partidario.

Hemos adquirido nuevos equipos de informática y comunicaciones, estamos hablando ya de sistemas integrados sobre información.

Tecnología de la Información.

gráfico N° 7

Aquí más o menos, en estos cuadrantes, podemos ver que hemos conseguido la modernización.

Los proyectos de ley por ejemplo, pueden ser consultados y están al para recibir opinión de la gente, la gente puede opinar sobre los proyectos de ley, y esa opinión se deriva a las comisiones y al congresista para que tomen en cuenta la opinión de las personas antes de que el proyecto sea discutido o votado en el pleno o en la comisión. Esto gracias a lo que es el parlamento virtual peruano, que enseguida vamos a entrar a analizarlo.

Las actas y agendas son de conocimiento público. Todas las personas, la prensa, los congresistas o gente ciudadana por medio de Internet, dentro del Perú o fuera del Perú, pueden acceder a lo que es las agendas y las actas, tienen a su disposición el orden del día que son los proyectos que se van a discutir al pleno para que las personas puedan opinar.

Tenemos un archivo digital de ley, por medio de la Web ustedes pueden acceder al texto de la ley, desde 1,900 hasta la actualidad, estamos trabajando ya de 1,900 hacia atrás para poder tener todas las leyes a disposición de las personas.

Tenemos una página Web, la cual el día viernes o jueves me llegó una comunicación por correo electrónico, en el que el diario ‘ABC’ de España, ha considerado a la página Web del Parlamento del Perú como una de las mejores páginas Web de toda la Internet, y tenemos el Diario de Debates. Es decir, toda la discusión de lo que sucede en el plenario está a disposición de las personas a las dos horas que el plenario concluye, cualquier persona puede acceder y consultar la discusión completa dentro de una sesión plenaria a las dos horas de haber concluido un plenario, que los plenarios generalmente duran entre 10 y 12 horas.

Luego tenemos, sistemas de servicio de información que vamos a verlo al detalle más adelante, donde queremos, el objetivo principal es que las personas puedan recibir información directa del Congreso y no hacerlo con intermediarios, el intermediario es el dueño de la empresa periodística. Y luego cuando hablemos del mercado periodístico, analizaremos mejor lo que es el sistema de prensa del Congreso.

Luego tenemos la organización del archivo, biblioteca, las transcripciones, tenemos una televisión virtual, las personas pueden por intermedio de la informática, por ejemplo, entrar al computador, pedir la palabra, ¿no sé?, transportes, y aparece la palabra transportes en todas las personas que hablaron sobre transportes en el plenario del Congreso, y no solamente pueden leer la discusión sobre transportes sino también que pueden ver el vídeo de lo que se dijo. Lo importante no solamente fue lo que se dijo, sino cómo se dijo, porque ahí está la voluntad del político ¿no?

Bien, luego tenemos toda actividad de participación, vamos a verla más adelante lo que es el parlamento virtual, tenemos un programa de visitas.

El año pasado el Congreso del Perú ha recibido, más de 120 mil ciudadanos han visitado al Congreso, reciben charlas, reciben orientación y lo hacemos participar, todos los sábados. Si algunos de ustedes desea que el colegio de sus niños, pues, acudan a nuestro Congreso, los sábados damos charlas para que los niños puedan conocer cómo trabaja el Congreso de la República, le damos un tours por lo que es el museo, los hemiciclos y reciben un refrigerio y le damos material de trabajo.

Tenemos un parlamento integrante, es decir, el parlamento no solamente hace lo que hace dentro, sino que el parlamento está saliendo a las calles, el parlamento ha estado en la Feria del Hogar, está en Tecnotrón, está en CADE, el parlamento ha ido a Puno hace tres semanas ¿no?, ha estado en Puno, va a Ayacucho, el parlamento ha abierto sus puertas. Tenemos jornadas de puertas abiertas para los jóvenes, hemos empezado también en el Congreso para aquellas personas que no tienen el Internet, tenemos cabinas públicas de acceso gratuito al Internet para todas las personas que quieran.

Por el momento tenemos en un solo edificio, pensamos expandir esto a todos los edificios del Congreso para comenzar a cerrar la brecha de déficit de uso del Internet hacia las personas que no tienen.

Muy bien, estamos hablando de recursos humanos.

Como le decíamos, hemos pensado en las personas como un capital humano, queremos que usen bien nuestras tecnologías, queremos que las personas apoyen nuestra modernización ¿Por qué? Porque los primeros modernizadores somos los empleados y los congresistas, o sea, no hay modernización si es que no hay concientización de que queremos modernizarlos, y eso lo hemos conseguido.

Hemos capacitado a congresistas, gerentes, asesores, técnicos, periodistas, también el cronista parlamentario ha sido capacitados por nosotros porque nos interesa que él sepa usar nuestro sistema de información, y personal de secretaría de apoyo, y hemos elaborado normas y criterios de vigencia y profesionalización para nuestro desarrollo institucional y de funcionamiento; es decir, nosotros no creemos en manuales rígidos. Generalmente tenemos un reglamento de organización y funciones, en homologación y funciones, una serie de normas que estoy convencido no se cumple a su cabalidad en ningún sitio.

Entonces el objetivo no es tener normas, el objetivo es tener marcos y que las personas de acuerdo a un eficiente distribución de toma de decisión -no estamos hablando de centros, sino al contrario, queremos descentralizar- las personas dentro de este marco tomen sus propias decisiones, porque estamos evaluando a nuestros empleados en función a los objetivos, no si cumple o no las determinadas normas, al final, creo que perdió mucho tiempo y no se ven prontamente los resultados.

Retroalimentación: Congreso-Medios de Comunicación-Ciudadanía.

gráfico N° 8

Bien, ¿Por qué la Participación Ciudadana?

Voy a entrar nuevamente hacer un recuerdo. Yo trabajaba, mi parte de mis trabajos en el Senado en esa época eran recibir los memoriales, o sea las personas acudían al Congreso, quizás de los lugares más alejados del Perú con una esperanza ¿no?, y la esperanza era que el Congreso resuelva su problema.

Bueno, esa persona llegaba realmente con grandes esfuerzos, hacia impresionantes colas en la puerta del Congreso, llegaba al Congreso, dejaba su memorial, el memorial iba a la Comisión de Derecho de Petición, -recuerdo que era el nombre de esa comisión de esa época- y generalmente el Congreso nunca le solucionaba sus problemas a esa persona.

Entonces, lo que se pensó era que, no hay mejor manera de mantener un Congreso legítimo sino es mediante que las personas puedan participar.

Entonces cuando comenzamos a establecer los criterios de participación en el Congreso, pensamos en principios del consenso, es difícil, imposible casi llegar al consenso. Pero mientras nuestro listón esté más alto, más cerca estaremos. Y así pensamos en el Congreso.

Es decir, que la participación debería estar ligada en busca del consenso en los temas principales que el Congreso debía realizar, y son las de dar leyes, fiscalizar y representar.

Luego queremos promover y fomentar la organización en forma de participación a fin de fortalecer el régimen democrático.

Hace una semana y en la entrevista del señor D’Ornellas, y le preguntaba un parlamentario y le decía: "Pero cómo el Congreso gasta tanta plata y no saca las leyes importantes". Yo dije, pero, entre mi respondí ¿no? La presencia del Congreso como sistema democrática permite un clima de inversión extranjera, permite flujos de capitales, o sea; es decir, cómo fuese visto el Perú sin el funcionamiento de un parlamento a nivel internacional.

Entonces, mi primera evaluación frente a lo que decía éste señor periodista, era de que el Perú no debe salir de lo que es el contexto internacional, que por allí también existe un beneficio económico de inversión y por ende de una serie de consecuencias positivas en lo que es el pago laboral, etcétera. Entonces, lo importante era fortalecer la democracia, porque democracia somos todos. El concepto democracia es que todos estamos involucrados en la democracia.

Entonces la primera preocupación del Congreso no era simplemente hacer que ese edificio antiguo funcione y tenga sesiones y que esté moderno, sino que la modernización debe entender a consolidar el sistema democrático. Por eso es la preocupación del Congreso en los jóvenes y en los niños, porque de ellos dependerá que elijan a mejores ciudadanos para ser congresistas, o que debemos tener en cuenta.

No hay que criticar la institución, debemos de criticar a las personas que están dentro de la institución. Y tendremos un Congreso mejor si es que los congresistas son mejores, y los congresistas serán mejores...

A la larga, lo que estamos hablando y siempre discutiendo es la incomprensión de un Congreso, a mi entender. O sea, todos hablamos de los congresistas y vemos ¿no? los puñetes, los gritos y cosas. Casi me cae a mí también por ahí. Pero, lo que evaluamos es la función de la persona.

Entonces, debemos saber distinguir entre lo que es el comportamiento del político como político y lo que es el comportamiento de la institución, la cual debe permanecer.

Entonces, ¿qué sucede aquí?

Hemos hecho un pequeño gráfico, (ver gráfico N° 8) donde hablamos de la labor del Congreso, lo que recoge la prensa, miren, la ciudadanía, evalúa la prensa y la ciudadanía, por medio del parlamento virtual, va incorporando opiniones, sugerencias, análisis sobre lo que son las leyes, por ejemplo, y ese parlamento virtual retroalimenta a nuestro Congreso.

Muchos dirán, pero la informática es algo que aún no está en manos de todos. Es verdad, no está en manos de todos todavía. Pero el crecimiento informático de este carácter es ponencial. No se puede cuantificar siquiera.

Entonces, estamos hablando de que en unos años la informática va a estar casi en manos de todos. Y la informática le permite al ciudadano poner en el escritorio del congresista su opinión, cosa que antes no podía existir por las distancias geográficas, además de las distancias históricas.

Entonces, este ciclo de retroalimentación es muy básico. Nos dice lo siguiente: La prensa evalúa el comportamiento del Congreso, los ciudadanos repiten lo que la prensa dice. Pero, a su vez nosotros hemos puesto este parlamento virtual, donde las personas pueden colaborar con nosotros, opinar con nosotros, discutir con nosotros, establecer formas de debate. Inclusive las personas pueden colocar foros y decir: quiero discutir sobre la ley de educación, otra persona leerá la opinión de esa persona y discutirán entre dos personas, luego entrarán otras; y comenzarán a discutir sobre el tema de la educación.

Nosotros tenemos en el Congreso una oficina que es nueva, que es la Oficina de Orientación y Participación Ciudadana, que se encarga del mantenimiento de lo que es el parlamento virtual.

En consecuencia, esa oficina actúa como moderador electrónico. Es decir, va observando el debate y si el debate es importante lo traslada a comisión, en este caso a Educación, o lo traslada al congresista; de tal manera que la opinión de la gente va llegando a los congresistas y ello nos retroalimenta.

El objetivo principal que tenemos a largo plazo es que el Congreso pueda llegar directamente al ciudadano sin intermediarios, y vamos a verlo más adelante.

Resumen de Actividades de los Usuarios de la Web del Congreso.

gráfico N° 9

Esta es una pequeña muestra de cómo las personas que ingresan a nuestra página Web para obtener información. (ver gráfico N° 9) Ojo, pero no solamente obtienen información, sino que a la vez nos dan su opinión. Nosotros no solamente queremos informar, eso es lo más fácil, sino que además de informar lo que queremos es recibir la opinión de las gentes. Entran 750 personas por día a consultarnos, son más de 25,230 aciertos. Quiere decir que una vez que ingresan a la Web del Congreso, comienzan a moverse por toda nuestra red, en promedio de 25,230 la cantidad media de usuarios y la cantidad media de aciertos. El día más activo es el martes, el día menos activo es el domingo, entendible, queremos descansar.

Es decir, lo que estamos haciendo con estos datos es comenzar a estudiar el comportamiento de nuestro consumidor. Tenemos que empezar a estudiar al ciudadano. ¿Por qué entra a nuestra página Web? ¿por qué quiere informarse?

Y hay otra cosa más importante. Tenemos que comenzar a estudiar al ciudadano que no entra a nuestra red, porque los que ya entran ya entraron, tengo que preocuparme en aquellos que no entran, tengo que preocuparme en aquellos que no tengo; porque mi objetivo es llegar a consenso, no se olviden, el objetivo del Congreso.

Sistema de Prensa. Beneficio de Oportunidad

Bien, esto es lo que el sistema de prensa. Fíjense y aquí vamos a detenernos unos minutos, porque es muy interesante, a mi entender. Fíjense, el Congreso, lo vemos generalmente de esa manera, emite noticia, siguiente paso. ¿Y quién capta la noticia? El periodista, también Hildebrandt. Y luego ese periodista ya nos da la noticia. ¿Qué quiere decir? Fíjense, cuando ustedes ven "24 Horas", cualquier noticiero, el político sale a la puerta principal del Congreso y en eso ve un montón o varios micrófonos. Ahí también existen los redactores de los periódicos.

Entonces, antiguamente la persona salía a dar su conferencia de prensa y el redactor tomaba nota, lo que el redactor escribía se lo llevaba a su jefe, el jefe lo recibía, ah, decía, esto ha pasado en el Congreso, se lo elevaba al dueño, el dueño recibía lo que había hecho el redactor y al día siguiente aparecía en el periódico.

gráfico N° 10

Básicamente, ese es el comportamiento de la prensa. O sea, lo que aparece en el periódico es lo que vio el redactor. Y yo comencé a estudiar la calidad de mis redactores, o sea quiénes iban a mi casa a cubrir la noticia. Y francamente eran jóvenes que aún no terminaban la universidad. O sea, que si el dueño del periódico envía al Congreso un joven que no ha terminado aún la universidad, esto ya me quiere decir cómo ese señor ve al Congreso. Entonces, lo que aparece en el periódico no es otra cosa que la opinión del redactor.

Entonces, nosotros pensamos y dijimos, pero ¿cómo hago para competir con ese redactor?, porque no puedo botarlo; al contrario, me interesa que esté dentro de la casa. Pero, ¿cómo hago para competir con él?

Relaciones Públicas del Congreso.

gráfico N° 11

Entonces, dijimos lo siguiente: Siguiente lámina, por favor. Esto es el Congreso, está igual el redactor. Entonces apareció la computadora y por Internet le comienzo a dar una serie de informaciones al jefe de la persona que me hace la competencia.

Fíjense, ya el editor jefe no sólo recibe lo que su empleado le alcanza, sino que el editor jefe también recibe lo que el Congreso le alcanza. ¿Y cuál es la ventaja de esto? Que el editor jefe puede comparar entre la noticia de su empleado y la noticia que el Congreso le da. Pero, ojo, no le damos una noticia sesgada, lo que le decimos es: señor redactor, entre a la Web de prensa, entre al Diario de Debates, que está todo el debate en frío, no hay opinión, se repite textualmente lo que dicen los congresistas, vea su televisión por cable las sesiones desde su escritorio y usted evalúe lo que pasa en el Plenario, reciba nuestras listas de prensa, porque además cada 30 minutos que termina una comisión, que termina una reunión o termina un Plenario, ya nuestros redactores de nuestra oficina de prensa le están alcanzando al jefe del redactor toda la visión del Congreso en frío, sobre lo que pasó en el Congreso. Pero, además no solamente le enviamos eso, también le llevamos la fotografía de lo que pasó.

Entonces, ya el editor jefe compara entre la noticia de su empleado y lo que el Congreso le brinda en frío. Entonces, la noticia al día siguiente ya no está en función de solamente una persona, está en función de que quien decide en el periódico puede comparar entre lo que es la noticia de su empleado y lo que es la noticia desde el punto de vista institucional en frío del Congreso. Eso hacemos ahora.

Porque no olvidemos que la prensa es un mercado periodístico, que los periódicos tienen sus legítimos intereses económicos y políticos. En consecuencia, no debemos simplemente hacer de que las personas tengan una opinión sobre una institución respecto a lo que dice un medio que defiende un interés, sino que démosles la oportunidad a las personas que elijan.

El Congreso y sus Medios de Comunicación.

Actualmente nosotros tenemos hasta un programa en Radio Nacional todos los lunes de 5 a 6 de la tarde, tenemos un programa que se llama "Punto de Encuentro con el Congreso", que es un informativo institucional, no hablamos de congresistas. Y además es un programa que además tiene, la mitad del programa está dirigido a la formación de los jóvenes, tenemos lo que se llama "La escuela del ciudadano". Un funcionario nuestro en el programa radial da clases sobre qué es el Congreso, su funcionamiento, cómo está organizado, qué servicios tenemos. Y en ese momento están dos colegios oyendo la charla de ese funcionario; y luego mediante llamadas telefónicas hacemos concursos y les regalamos una serie de materiales.

gráfico N° 12

Tenemos "La Gaceta del Congreso", que es un semanario del Congreso que se distribuye gratuitamente entre lectores del diario oficial "El Peruano". Tenemos nuestra página web por Internet y tenemos la televisión por cable.

No hay ningún tipo de restricción a las empresas que quieren difundir las sesiones del Congreso. Al contrario, le damos todas las facilidades que podemos para que puedan difundir la imagen o las sesiones del Plenario directamente al ciudadano.

Pero ¿qué queremos en el futuro? antes que aparezca el gráfico. Lo que queremos es informar directamente al ciudadano. Si hay un mercado político, perdón, exacto, sí mercado político, y también existe un mercado periodístico. Lo que queremos es que la persona, como todas las personas hacemos casi, nos levantamos, tomamos desayuno, nos vamos a tomar nuestro microbús, si no tenemos auto, y nos paramos en la esquina del periódico, donde venden periódicos; entonces, vemos "El Comercio", "La República", "El Expreso", "El Sol", "El Chino", "Ajá", "El Bocón", espero que no sea para mí, "La Chuchi", hay de todo. Entonces, ¿qué pasa? Ese mercado periodístico, hay libertad de empresa, toda persona que tiene dinero y quiere hacer un periódico, invierte y saca su periódico y pondrá la opinión que a él le interesa.

Entonces ¿qué queremos? Que al igual que hay todos estos diarios, el Congreso también tenga su diario. O sea, que la persona pueda elegir entre lo que es la opinión de una empresa periodística y lo que es la información institucional. Ojo, generalmente nuestros medios de prensa le dedican un fuerte porcentaje al periodismo de opinión y un poco porcentaje al periodismo informativo.

Conversaba la semana pasada con un corresponsal de Reuter y me decía: "Pepe, lo que me piden en Reuter ¿sabes qué cosa es? lo que me piden en Reuter son las comillas, o sea lo que la persona repitió, la transcripción de lo que dijo, no la opinión mía sobre lo que dijo".

Entonces, a eso debemos tender, a que el periodismo o lo que nosotros queremos informar desde el punto de vista institucional, porque la Gaceta del Congreso pensamos venderla a 10 centavos, es simplemente la opinión institucional. Allí no se hablan de congresistas, se hablan sólo de lo que el Congreso hace como órgano, como comisión, como plenario, como consejo directivo, como mesa directiva, los servicios que brindamos, las ayudas que brindamos a las gentes. Entonces eso es nuestro objetivo: entrar en el mercado periodístico como una opción más porque generalmente los medios de prensa informan lo que ellos en legítima forma, de acuerdo a su interés político o económico lo hacen. Eso buscamos en el Congreso, que no haya distorsión porque primeramente nos vamos a ver las columnas ¿no? en La República "El Ofidio", "Sin Confirmar" en El Comercio ¿no? entonces ¿por qué? Porque cuando nosotros analizamos el tema de prensa dijimos la noticia política puede cuantificarse, sí fue la respuesta. No existen periódicos que dediquen más de cuatro o tres páginas a la política, no existen programas de televisión, noticieros, que dediquen más de cinco minutos a la política, y este programa de radio informativo que le dedique más de diez minutos a la política. Entonces el espacio de la política era cuantificable, y la respuesta fue sí.

Entonces llenemos el espacio cuantificable, demos noticias. De esa manera disminuye la información especulativa y aumenta la información fría, de lo que debe ser. Esto fue lo que nosotros pensamos con el objeto de levantar todo el trabajo del Congreso.

Lecciones sobre la Modernización Legislativa.

En principio que los parlamentarios sienten que todos ganamos con el desarrollo del proceso el Congreso, la democracia y la sociedad. Esto es verdad. Cuando los parlamentarios decidieron modernizar el congreso no pensaron en su partido político, habían mayorías y minorías tomando decisiones porque lo que se quería era que el país gane con una institución más sólida, más moderna, y por eso es que hablamos de una visión política con conciencia cívica.

Luego, que la modernización y el desarrollo legislativo no son producto de esfuerzos esporádicos en un mundo que cambia aceleradamente, sino una actitud continua de adaptación a estos cambios, debemos adaptarnos constantemente a los cambios.

gráfico N° 13

No podemos establecer grandes planes sin dejar de tener siempre un cable a tierra. Necesitamos que como ya estamos en una parte estructural demasiado alta quizá no tenemos un cable a tierra, no tenemos que irnos de la realidad, no debemos perder la visión sobre la realidad, es un reto.

Reformas graduales en función a las necesidades sociales y esto es lo que te decía, las reformas graduales dentro de un marco estratégico son más efectivas que los grandes proyectos cuya ejecución no se adecúan a los cambios sociales. Y eso no quiere decir si es que queremos entrar al desarrollo de la gobernabilidad, podríamos conversarlo también.

Lo penúltimo me decían hay un compromiso permanente de los órganos políticos (Pleno, Comisiones, Consejo Directivo, Mesa Directiva y la Presidencia) con la continuidad de la modernización. Los políticos ya entendieron que deben siempre modernizarse a todo nivel.

Ahora todo este material además de una serie he traído La Gaceta, he traído libros electrónicos y he traído CD Rom para que ustedes puedan verlo con tranquilidad en sus casas o donde crean conveniente de todo lo que el Congreso ha podido hacer para poder modernizarse y realizar un mejor trabajo a favor de nuestro país.

Muchas gracias.

Pregunta; Buenos días. Nuevamente deseo felicitarlos por (Intervención fuera de micro - ininteligible) ... pero no sabemos a cómo acceder o a qué podemos acceder. Yo me pregunto cómo hace un ciudadano común que no tiene una computadora y no tiene Internet y no ...(ininteligible)... y no tiene plata muchas veces para comprar un periódico; sin embargo es el hombre que tiene que cumplir las leyes que este Congreso da cuando no la cumple se le sanciona y no puede dar como excusa de que no la cumple porque la desconoce, porque según nuestra legislación es obligación de todos los ciudadanos conocer las leyes.

Yo aparte de ...(Ininteligible)... sin embargo tengo un ejemplo ¿no? ha salido la ley 26948 de la nueva ley que norma a las sociedades...(ininteligible)... abogados, se supone que todos los ciudadanos debemos conocerla.

Yo pregunto en otras sociedades modernas o más grandes que las nuestras tienen todo lo que usted nos ha mostrado y el ciudadano lo conoce. Pero también tienen al ciudadano que no tiene la puerta de acceso por una acción muy simple ¿no? un vocero del parlamento. Vemos todos los días en la televisión su sistema de prensa que se mete, pero todos los días en la televisión vemos a diferentes políticos que cada uno da su opinión y lo que realmente hacen es que el ciudadano se confunda. Cada uno da su opinión obviamente de acuerdo a su política y cada periódico trae su noticia de acuerdo a su inclinación. Entonces realmente el ciudadano desconoce o se confunde, por qué no establecer el sistema de vocero que dé la versión oficial y que el resto ...(ininteligible).

Respuesta; Bien, en principio quiero felicitarlo por, además de agradecerle por sus palabras, felicitarlo por su apreciación. Es cierto, en otros parlamentos existen voceros.

El año pasado estaba por decidirse casi, casi se logra de que el Oficial Mayor del Congreso sea el vocero del Congreso, de que yo una vez concluido las actividades del Consejo o del Plenario dé lectura a los acuerdos del Congreso para que de esta manera las personas puedan conocer fríamente nuestra o la decisión entre los órganos políticos.

Créanme, saliendo de aquí yo me voy a la Mesa Directiva voy a volver a tocar el tema sobre la posibilidad de que el Congreso tenga un vocero. Porque es verdad, cuando usted me dice tengo 47 años y recién sé lo que pasa en el Congreso, es cierto. Por eso es que el Congreso está haciendo lo que está haciendo. Es cierto, nuestro Perú es demasiado amplio, las distancias históricas entre Lima y Huancavelica son de siglos, debemos acercarlas. Quisiera que comprendan por eso el esfuerzo que estamos haciendo para poder reducirlas.

No hemos hecho aún todo lo que se puede hacer, creemos que se puede hacer más y mejor. Esta figura del vocero créanme va a volver a ser tocado esta mañana en la Mesa Directiva, como una necesidad de los ciudadanos para conocer qué brinda el Congreso.

Pregunta; Señor, buenos días. Se ha hablado últimamente de los sueldos de los congresistas. Usted, como cabeza del órgano administrativo del Congreso nos puede ilustrar sobre lo que cuesta administrativamente me refiero a gastos en oficina, útiles de escritorio, teléfonos, fax, refrigerios, etc. cada uno de los congresistas al Estado; y además, podría indicarnos cuántas personas aproximadamente entre secretarias, chofer, mayordomo, asesores, seguridad, etcétera trabajan para cada uno de los congresistas y quién les paga a estas personas.

Respuesta; Muy bien, mucho gusto. Gracias por la pregunta. No tengo las cifras actualmente del gasto en material de los congresistas; sin embargo todo el material está sujeto a topes. Por ejemplo, recuerdo ahorita el teléfono celular, el Congreso le paga 100 dólares por celular, el resto de consumo es descontado de su gasto operativo. Aquí vamos a distinguir dos cosas. En principio quizás le alcance una cifra que he traído para ustedes justamente aquella que trae el comunicado para el sueldo de congresistas que tiene dos conceptos: lo que es remuneración, el ingreso que está destinado para su mantención que asciende en niveles netos a 6,900 soles; y luego, existe lo que es gasto operativo, ¿qué es el gasto operativo?

Antiguamente el Congreso, la administración, le dotaba al parlamentario de una serie de ayudas. Nosotros teníamos que brindar cuando había dos cámaras, bueno, una de ellas tenía vehículos para todos, otros no; sin embargo por todo concepto cuya unidad sea multiplicado por número de soles y que este número de soles de acuerdo a la ley había una licitación teníamos que licitar todo. Repuestos teníamos que licitar, papeles teníamos que licitar, vehículos teníamos que licitar, todo o la mayoría de bienes y servicios teníamos que licitar. Se hizo un análisis y cada licitación, cada licitación valía 30 mil soles. En cada ambiente teníamos que tener en el Congreso si se licitaba, como que tenía que ser, valía 30 mil soles en publicaciones en los medios, en el técnico, en el notario, etcétera, etcétera.

Luego, teníamos que contratar personal para administrar el bien que se había licitado, allí ya encarecían los costos administrativos y luego teníamos que contratar personal para que audite si el proceso de compra y el proceso de administración eran los más adecuados. Ya hablamos de tres costos: el costo de licitar, el costo de administrar y el costo de controlar.

Entonces se dijo cómo hacemos que el parlamentario tenga sus servicios pero que a la vez el gasto, el gasto sea más eficiente porque presupuestado ya está, gastado ya está, lo que tengo que hacer como sector público es ver que ese gasto sea el más eficiente. Entonces se dijo démosle al congresista la posibilidad de que él administre un dinero y de acuerdo a sus necesidades hará el gasto más eficiente, entonces se crea lo que es la fuente de gastos operativos. Entonces el parlamentario recibe para gastos de vehículo en combustible, así como su personal o asesores, reparación de vehículo, para que pague sus llamadas nacionales o internacionales, para que tenga sus viáticos de él y su personal todo su staff, para que pueda pagar el fax de él y su Internet y otros, para que pague también teléfonos, el excedente de gastos por ejemplo de teléfono lo paga de aquí, para que pueda hacer publicaciones gastos en la elaboración de impresión de libros, revistas y las publicaciones, para seguridad de las oficinas, en fin, una serie de gastos de los cuales él rinde cuenta documentada. Pero eso sí, lamentablemente hasta solo 30%.

Sin embargo la tendencia es para que este gasto operativo es un paso más a la transparencia, ojo. No soy adivino, pero creo que unos años el parlamentario y las personas van a tener la posibilidad de acceder a cómo gasta un congresista. La tendencia es esa, aquí y en Estados Unidos. En Estados Unidos anualmente el ...(**) publica una especie de guías telefónicas con todos los gastos del parlamentario que están a disposición de la prensa o de la gente o de la biblioteca. Creo que hay que darle atención.

En segundo lugar, no hay mayordomo. Perdón, ¿de cuánto? 13,200 soles. La cifra va a tener el concepto del gasto, lo van a tener también ustedes cada uno al final en sus escaños.

No hay mayordomo. El parlamentario tiene un asesor, una secretaria y un auxiliar. Este auxiliar puede ser conserje o puede ser chofer, generalmente es un chofer que hace la labor de conserje. Su sueldo de la secretaria puede ser dividido para dos secretarias, pero el gasto es el mismo para mí como licitación, igual sucede con el auxiliar y además tiene una seguridad. Ese es el staff del congresista.

Perdón, sí la suma de 13 más 6 son 20 mil soles. Pero entiéndase esto ¿no? seis mil para que él viva y los otros para que haga los gastos que me costarían a mí como Estado hacerlos más tarde, o sea a lo que tenemos que entrar aquí también es un poco a evaluar socialmente el gasto.

No sé si había otra parte creo de su pregunta.

Pregunta; considera usted que la modernización del Parlamento se ha logrado por la decisión política existente y ante el accionar del Parlamento y la labor parlamentaria debe haber una relación y coordinación permanente.

¿Qué pasaría si en el Parlamento la mayoría fuera de oposición al Ejecutivo?

Respuesta; ¿Respecto a la modernización o respecto a su comportamiento político? A mbos. Sobre la parte segunda no puedo opinar, creo que se da lo contrario. Respecto a la modernización creo...

han tomado conciencia que tienen que modernizarse al margen si son rojos, verdes o colorados por darle alguna denominación a los grupos (ininteligible) ellos son conscientes que deben modernizarse. Ojo, primero, para trabajar mejor, en segundo lugar, yo creo que los políticos son responsables de que la democracia continúe, que todo esto y la modernización no llegara o no alcanzara hacia fuera, hacia la sociedad creo que el proceso de modernización del Congreso fracasaría. O sea, el Congreso y los políticos cuando decidieron modernizarse y modernizar el Congreso no pensaban solamente en ellos, pensaban también en que la continuidad de la institución está en función a que pueda hacer que la sociedad participe.

Fíjense, si hacemos una curva, o sea, cada cinco años hay un proceso eleccionario en el país; pero si esperamos cada cinco años pedir el voto a las personas, si yo en el primer año tenía una aceptación de cien, vamos a suponer que soy un político, en los siguientes cinco años mi aceptación no será cien, mi aceptación será ochenta y en los siguientes cinco será menos, o sea, la tendencia es decreciente. Entonces, ¿qué debemos hacer? No esperar los cinco años, sino que entre cinco, entre el intervalo de cinco años la sociedad pueda participar del Congreso, o sea, el ciudadano no puede sentirse que no es parte del proceso. Entonces, si bien es cierto no existe la posibilidad de un cambio por tercios, la posibilidad que las personas puedan elegir cada tres años Congresistas; pero sí el proceso de modernización debe llevar a que las personas puedan decir que es parte del proceso **de cambio**. Nosotros, por ejemplo, cuando tenemos un programa radial, cuando tenemos el Internet, claro hay muchos que no lo tienen, muchos que no lo tienen ahora; pero es preferible comenzar a hacer los sistemas ahora para que permitan en un futuro integrar a lo que va a ser el boom de las telecomunicaciones y comunicaciones, o sea, la tendencia de los costos en sistemas informáticos está siendo decreciente y entonces, es muy probable de que en unos cinco o diez años las personas van a poder tener la informática como una gran herramienta de poder llegar al **escritorio** de un Parlamentario; pero el proceso debe involucrarlos **a ellos**, la modernización también es de ellos. Por eso que nosotros hemos puesto hasta cabinas públicas. La gente va simplemente llama por teléfono o va, separa su hora y puede entrar al Internet y no solamente entrar al Congreso, entrar donde guste la persona. De tal forma que vamos ayudando a cubrir esa gran brecha que existe de déficit de instrumentos informáticos.

Pregunta; Mi pregunta (ininteligible) su conferencia (ininteligible), pero vemos que la opinión pública (ininteligible) no comparte de que el Congreso sea eficiente (ininteligible) para el pueblo peruano. Si la opinión no (ininteligible) hoy día la opinión pública piensa que el Congreso no gobierna, sino que el que gobierna es el Poder Ejecutivo y en razón de ello es que (ininteligible) Poder Legislativo cede facultades al Poder Ejecutivo para (ininteligible) en razón de ello es que han habido leyes que se han dado (ininteligible) de perfeccionar el tema democrático en el Perú (ininteligible), por ejemplo, el Poder Judicial ha sido sometido a una reforma y vemos, pues, de que más bien en lugar de progresar hoy día vemos que hay una (ininteligible) en el Poder Judicial, no hay una reforma (ininteligible).

Mi pregunta es concretamente en razón de que el Congreso no está cumpliendo una función más bien hay una opinión de que los Congresistas o Parlamentarios son este Congreso, este que actualmente está en una opinión de que este Congreso (ininteligible) no está cumpliendo en dar las legislaciones que debe darse en bien de la población. Mi pregunta es ¿a qué se debe, su opinión de que no esté cumpliendo actualmente el Parlamento con esta función para la cual debe (ininteligible) bien del pueblo peruano?

Respuesta; Bien. Es cuestión de modelos. El objetivo de toda institución, el objetivo básico de las personas es de satisfacer nuestras necesidades, ¿correcto? Todos queremos satisfacer nuestras necesidades, hay necesidad de hambre, hay necesidad de justicia, hay necesidad de normas para que nuestro accionar en la sociedad sea mejor.

¿Cómo se organiza la sociedad para satisfacer sus necesidades?

Para la necesidad de la justicia crea el Poder Judicial. Para la necesidad de la alimentación, la educación, la cultura, las carreteras, necesidad de transporte, necesidad de comunicaciones, necesidad de toda índole ¿qué crea?, el Poder Ejecutivo. Para la necesidad de lo que es la legislación o un órgano de debate, de enfrentamiento de ideas crea los Parlamentos. El Parlamento nace como un ente de control del Poder Ejecutivo, porque se excedía en su poder el Ejecutivo. Entonces, fíjense, toda esta organización política de Ejecutivo, Legislativo y Judicial no es otra cosa sino de cómo la sociedad se organiza para satisfacer sus necesidades. Todas las tendencias de los Parlamentos modernos, eso de que el Parlamento es el primer poder del Estado ya no lo es como poder; por ejemplo, el Parlamento no tiene iniciativa de gasto. Antes el Parlamento cuando aprobaba el presupuesto podía incorporar las carreteras, los puentes, una serie de cosas; actualmente ya no lo es, ¿por qué?, porque si incorporamos la iniciativa de gasto dentro de los políticos hacemos que el gasto sea un instrumento político y por otro lado hacemos que el gasto, no sé si hay economistas, pero el gasto es política fiscal y si incorporamos la política fiscal al político hacemos que el gasto público sea mayor. Entonces, el modelo de (ininteligible) las personas satisfacen necesidades, crean su Poder Ejecutivo, su Poder Judicial, su Poder Legislativo. Dijimos por otro lado, que hay presión social para que los políticos puedan decidir cosas; pero esa presión social tiene que estar aunada a una rápida y eficiente respuesta y ¿dónde está la respuesta en el Legislativo o en el Ejecutivo?, ¿quiénes manejan el dinero para responder?

Es el Ejecutivo. Entonces, lo que está pasando y eso es parte de la evolución histórica del comportamiento de la democracia y de los Congresos, es que hay una redistribución del trabajo y hay que encontrar esta concepción, estamos redistribuyendo el trabajo porque el objetivo es la satisfacción de las necesidades de la sociedad, no olvidemos. Entonces, ¿qué ganamos o el Perú qué gana o la sociedad qué gana?, porque tenemos que empezar con una evaluación social, el costo social, no hay que perder de vista eso; porque las decisiones políticas a todo nivel que se toque la primera consideración es la sociedad. Entonces, ¿qué puede ganar un país donde tenemos un Parlamento y se comienza a discutir, pues, de todo?; cuando el país y las personas lo que esperan es (ininteligible) que puedan vestirse, puedan educarse. Entonces, la capacidad de respuesta no estará en el orden político, porque la política en el Congreso busca consensos y la discusión de una ley puede durar meses, de meses, de meses, por eso lo que hay que establecer es que el Congreso tenga una capacidad de discutir determinado tipo de normas y otras dejarlas para el Poder Ejecutivo, sin que el Ejecutivo establezca o pierda líneas de coordinación con el Poder o con el Congreso de la República.